15 de June de 2010 00:00

Una radio da las alertas del volcán

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

‘El volcán está nublado, eso no me preocupa”, dice Alonso Villalva, un taxista baneño de 67 años . Lo escuchó en el noticiero de las 06:00 en la radio La Voz del Santuario.

Esa emisora transmite, todos los días de 06:00 a 07:00, información de los técnicos del Instituto Geofísico que monitorean al volcán, desde la base de Guadalupe del cantón Patate. “No tenemos miedo, siempre estamos enterados de lo que ocurre por la radio”.La Voz del Santuario es la única radio que tiene Baños, por lo que se ha convertido en el medio que más escuchan los habitantes para enterarse del estado del Tungurahua, las alertas, consejos, recomendaciones...

Villalva espera a sus clientes en el estacionamiento de la Cooperativa de Taxis 15 de Noviembre, en las calles Tomás Halflants y Ambato, donde es socio por más de 40 años. Allí, este hombre de cabellos plateados, enciende el radio de su auto.

Cuatro cuadras más adelante, en las calles 12 de Noviembre y Oriente, en el centro de la ciudad, detrás de la Basílica de Baños, dos locutores informan las últimas novedades del volcán.

Charly Oñate conduce en la frecuencia FM y Mario Arcos en la AM. A dos cuadras, el periodista Iván Bayas se prepara para enviar las últimas noticias desde la Alcaldía. Allí está reunido el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, que sesiona todos los días.

Bayas también es miembro de ese organismo, el cual consideró que la radio sea la vocera de todo lo relacionado con el volcán. Mario deja su programa y camina hacia la Alcaldía a instalar los equipos para salir en vivo.

Están listos y Bayas interrumpe los programas musicales de las dos frecuencias para entrevistar al alcalde Hugo Pineda, presidente del COE.

En la cabina, Charly corta la canción Desde cuando, de Alejandro Sanz, y da paso a Bayas. “La actividad está con tendencia alta. Hubo algunas explosiones fuertes que ocasionaron la vibración de ventanales”, dice Pineda.

No pasa más de dos minutos. Se despide. “Si la situación lo amerita regresaremos con más noticias”, dice Bayas. En el estudio, Oñate agradece y retorna a su programación musical.

El teléfono no deja se sonar. “Hola Santuario, buenos días, en qué podemos ayudarle”, respondía Oñate. En cinco minutos recibió siete llamadas. Charly explica que La Voz del Santuario tiene aceptación de la gente porque la información que difunden viene de primera mano y sin horarios.

El 28 de mayo, cuando se reactivó el volcán, los teléfonos colapsaron. Por el correo electrónico recibieron cartas de baneños que residen en Europa, Asia y Estados Unidos. Querían conocer qué pasaba en Baños.

Bayas, director de noticias, dice que cuando hay una emergencia 25 personas laboran las 24 horas. Todos envían información desde diversos puntos de la ciudad.

“Informamos, hablamos con serenidad, no alarmamos”.

Cuenta que la cobertura de la erupción del 2006 fue la más difícil, porque se cortó la energía eléctrica. Allí la radio no sirvió. La gente no pudo enterarse de lo que ocurría, no sabía qué hacer y se desesperó”.

Por eso se pide una planta eléctrica para que la radio no salga del aire si hay una fuerte erupción del volcán Tungurahua.

En cambio, el 28 de mayo, la explosión ocurrió a las 08:47 y 13 minutos más tarde la gente ya conocía lo que pasaba con el volcán.

“El alcalde Pineda llamó a la radio para informar. Eso calmó a los baneños”, indica Iván.

En la calle, Villalva aún espera a los clientes en el taxi y mientras tanto, cuenta a sus compañeros las últimas novedades de la Mama Tungurahua. Su compañero Darwin Sánchez recalca que no “se dejan llevar por los comentarios y mejor escuchan la radio para informarse bien”.

En el mercado central de Baños, Piedad Pazmiño, de 67 años, y su hija, María Inca, oían la radio .

“A La Voz del Santuario la tenemos en la oreja. Esta emisora nos informa a cada instante lo que pasa en el volcán”.

Las dos mujeres venden comida desde hace 50 años en este centro de expendio, lleno de compradores y comensales. Ellas creen todo lo que dicen los locutores y la información que difunden el Alcalde o los técnicos del Instituto Geofísico. “No nos cambiamos de emisora, tenemos que estar atentas”, dice María.

La radio, regentada por los padres Dominicos, tiene cobertura regional en la zona y llega hasta Pastaza, Chimborazo, Napo, Morona de Santiago y Tungurahua.

El padre Édgar Quispe, director de la radio, dice que la estación nació para evangelizar, pero también cumple una función social con la comunidad.

Se registran pocas explosiones

La actividad del volcán Tungurahua se mantiene alta, pero con tendencia descendente. Ayer no hubo explosiones. Únicamente, del cráter salen gases y ceniza en pocas cantidades.

Benjamín Bernard, técnico del Instituto Geofísico, que monitorea el coloso desde la Base Guadalupe en Baños, dijo que la actividad del volcán se mantiene similar a la del último fin de semana. Esto significa que hay pocas explosiones y suaves bramidos.

“El volcán ha permanecido nublado. Pero se despejó un momento a la madrugada de ayer y se pudo observar que ya no hay incandescencia en el cráter ni laguna de magma”.

Según el técnico esto se debe a que podría haber material volcánico enfriándose en el cráter y se está tapando. Sin embargo, señaló que esto no refleja la actividad interna en el volcán, que aún está considerada como alta.

Bernard indicó que el escenario más probable de la actividad eruptiva del volcán podría ser que el coloso se calme.

En la mañana de ayer no hubo reportes de caída de ceniza en Pillate, Cahuají y El Manzano o Choglontus, que han sido las poblaciones más afectadas desde que el volcán se reactivó el pasado 28 de mayo.

Tenga en cuenta

Los niños, ancianos y las personas que sufren de enfermedades respiratorias como bronquitis, enfisema, asma u otras enfermedades pulmonares y cardíacas crónicas deben tener cuidado con la ceniza. Use mascarillas, pero recuerde que no se ajustan bien en los niños. Hay que limitar las actividades al aire libre.

Cuando limpie la ceniza del techo es necesario tapar los orificios de desagüe de las canaletas y del canal de bajada del agua. Barra la ceniza del techo con una escoba y evite usar artefactos electrónicos cuando haya ceniza, que es transportada por el aire pues puede provocar cortocircuitos. No lave la ceniza en las canaletas.

Si usted o su hijo tiene asma u otra afección respiratoria preste atención a los síntomas como respiración silbante y tos. También si hay síntomas más severos como dolor de pecho, falta de aliento y fatiga severa. Contacte con su médico si algún miembro de su hogar tiene problemas para respirar.

Cierre las puertas, las ventanas y las rejillas de ventilación de su hogar durante las precipitaciones de ceniza. Cubra temporalmente las rejillas de ventilación del techo y las tomas del aire acondicionado. Coloque toallas debajo de las puertas y en otros espacios para evitar problemas en su familia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)