11 de December de 2010 00:00

Quito atrae más al turista foráneo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Con 11 142 camas disponibles en el Distrito, la tasa de ocupación hotelera, medida entre enero y mayo de este año, muestra una ocupación del 51%. En promedio, un turista extranjero permanece en un hotel un día y medio.

Christian Mera, gerente de servicios turísticos de Quito Turismo, explica que en la ciudad se encuentran dos tipos de turistas: los que llegan en grupo con agencias de viaje y los independientes. Con 1 000 297 turistas extranjeros que llegaron al país en el 2008, el flujo de turistas entre el 2002 y el 2008 mantuvo un crecimiento del 8,5% anual.

El aeropuerto Mariscal Sucre recibe casi a la mitad de los extranjeros. Entre enero y octubre del 2009 ingresaron por esta terminal aérea 369 529 personas, que representan el 46% del total de ingresos a escala nacional. En el mismo periodo de este año el número subió a 383 543.

Vasco Argenton y Johnatan Pochlatko llegaron el pasado martes y se quedaron por dos días en un hotel de La Mariscal, antes de seguir su recorrido hacia Perú.

La tez blanca, el cabello rubio y los ojos claros de los jóvenes suizos resaltan entre la gente que camina por la av. Amazonas. Sus planes son recorrer varios países de Sudamérica durante 11 semanas. En la primera vez que visitaron Quito, a los jóvenes les impresionó la arquitectura del Centro Histórico y los paisajes que pudieron ver desde Cruz Loma.

Paola Escobar, gerenta de desarrollo, asegura que la mejor manera de cuantificar el turismo es por el uso de servicios turísticos. De los 2 820 establecimientos relacionados a la actividad turística en Quito, 463 ofrecen alojamiento en cinco categorías.

Pero también hay visitantes que se quedan por más tiempo debido a sus actividades. Ese es el caso de Fion Poon, quien llegó desde Hong Kong hace cuatro meses. Ella llegó para hacer voluntariado enseñando el idioma chino a los niños de una escuela en Laso.

Su español va mejorando desde que asiste a una escuela de idiomas. Hacer amigos tampoco le fue difícil. Con ellos ha recorrido las iglesias del Centro Histórico, varios museos y algunas parroquias rurales como Mindo, de la cual guarda buenos recuerdos.

Según una encuesta aplicada por Quito Turismo, en julio del 2009, la principal actividad del turista fue la visita a museos e iglesias en el Centro Histórico (41%), seguida de las compras (16%), los recorridos para observar la naturaleza (16%) y la degustación de gastronomía (15%).

Para movilizarse, Poon prefiere el Trolebús o la Ecovía porque le facilitan ubicarse en la ciudad. Desde que fue víctima de un robo, hace dos meses, tiene más precaución. A la joven visitante le gusta ir a los conciertos y desfiles que se programan en la ciudad.

Luz Elena Coloma, presidenta de Quito Turismo, asegura que uno de los limitantes de la actividad es la falta de un trabajo conjunto entre los gestores públicos, las autoridades y el sector privado que garanticen una experiencia de calidad al turista.

“Hay que trabajar más en seguridad, aseo, información y facilitar los desplazamientos del turista en la ciudad”.

Es una tarde soleada en Quito. Gonzalo García recorría los quioscos de artesanías en el mercado de La Mariscal, en busca de ropa y recuerdos para llevar a Medellín, su ciudad natal. Hace 10 días llegó a Quito vía terrestre y desde entonces se hospeda en la casa de unos amigos colombianos radicados en Ecuador.

No es la primera vez que García visita la ciudad. Él ha sido un viajero frecuente desde hace unos 15 años. La cultura ancestral y la cercanía entre los sitios turísticos es lo que más le atrae a este turista de 45 años. “En dos días se puede ir de la Sierra, a la Costa y el Oriente. En Quito es interesante el contraste que hay entre la ciudad ancestral y la moderna”.

En el Plan Estratégico de Turismo se considera esta actividad como un sector económico y social estratégico. El propósito, dice Coloma, es potenciar los recursos, facilitar la oferta de servicios y ganar nuevos mercados. “Hoy el turismo ya no solo se concentra en el Centro Histórico, sino que hay estrategias para promocionar a La Mariscal, los miradores, las parroquias rurales, la ruta de los volcanes, la Mitad del Mundo y los barrios tradicionales de la ciudad”.

También se busca potenciar las convenciones.

En el Distrito

En el sur de la ciudad, es uno de los barrios tradicionales que guarda tesoros culturales como la estación del Ferrocarril y el Teatro México.

La Mitad del Mundo, a 13 km del centro de la urbe, está atravesada por la línea ecuatorial que divide la tierra en dos hemisferios. Museos y artesanías son los atractivos principales.

En el corazón de la Avenida de los Volcanes, desde Quito se puede llegar en pocas horas a los 10 picos más altos del país sobre los 5 000 msnm.

Desde nueve miradores, los turistas tienen la posibilidad de observar el contraste entre la ciudad colonial y la moderna.

La ciudad cosmopolita se revela en los bares, restaurantes y tiendas de La Mariscal, entre las avenidas Patria y Orellana.

Las 40 iglesias, 16 conventos, 17 plazas y 12 museos del Centro Histórico revelan su historia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)