12 de March de 2012 00:02

En Quinindé se cayeron seis puentes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Unas 2 000 familias de 80 comunidades de Quinindé, en Esmeraldas, están afectadas, desde el viernes, por la caída de seis puentes que permitían el acceso con el centro poblado.

El desbordamiento de esteros y ríos que cruzan la extensa zona agrícola de la provincia de Esmeraldas se llevaron lo que encontraron a su paso. De acuerdo con la Sala Situacional de Quinindé, el acceso a esas comunidades por la vía principal está interrumpido.

Los habitantes de Las Golondrinas y La Sexta, para llegar a sus comunidades lo hacen por el cantón Puerto Quito. En la zona las lluvias disminuyeron.

Uno de los puentes destruidos fue el que está sobre el estero El Chorro, en la comunidad La Cuarta. Ahí están incomunicadas unas 30 poblaciones.

Ayer se evacuaron a las familias cuyas casas se inundaron completamente, según el reporte de la Sala Situacional de Quinindé.

Otro de los puentes afectados es el que está ubicado sobre el estero Chipo Adentro. La correntada arrastró una casa de madera y dejó semidestruida otra. La familia damnificada fue albergada en la iglesia del recinto Chipo, a dos horas de Quinindé.

En la vía que conduce a Chipo Centro se destruyeron las alcantarillas por la fuerza del agua. Técnicos de Gestión de Riesgos evaluaban ayer los daños.

En cambio, el puente sobre el río El Sargento, sector San Roque, parroquia Rosa Zárate, se fue al suelo. Ahí el agua inundó 3 000 hectáreas de cultivo, según datos de las autoridades.

En el recinto La Quinta de la parroquia Malimpia donde habitan 700 personas (120 familias), el agua empezó a bajar desde la tarde del viernes tras el desbordamiento del río Sabaletita.

En La Quinta cuatro casas fueron destruidas por el agua y 40 familias perdieron más del 50% de sus pertenencias. Están albergadas en la escuela de la comunidad, la iglesia y 36 familias en casas acogientes.

Ayer, el representante de la Secretaría de Gestión de Riesgos, Guillermo Prado, dijo que se ha coordinado con las entidades de Salud y Cuerpo de Bomberos para que asistan a los afectados del invierno en Quinindé.

Esta provincia no fue considerada dentro de las cinco declaradas en estado de excepción, el pasado 8 de este mes. Las autoridades locales deben enfrentar los problemas del aguacero. Las familias damnificadas esperan soluciones. Los peatones se arriesgan al transitar por los puentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)