31 de March de 2014 19:19

En Puerto Inca temen por una nueva creciente

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las primeras raciones de ayuda, especialmente alimenticias, comenzaron a llegar de apoco al sector de Puerto Inca, recinto de la parroquia Jesús María, cantón Naranjal (Guayas), la tarde de este lunes 31 de marzo

El Frente Social de la Gobernación del Guayas dispuso la entrega de ayuda humanitaria para las primeras 22 familias que se vieron mayormente afectadas por el desbordamiento del río Cañar. Además de Puerto Inca se presentaron casas y cultivos anegados en otros recintos como El Ciruelo, Estrella, La Marcela y Lechugal.

Tras un recorrido por el sitio Luis García, director de la SNGR en Guayas, explicó que se está haciendo un levantamiento inicial de información para, en base a eso, empezar a entregar las ayudas. En esa tarea trabaja personal de la entidad así como del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) y de Salud.

Cecilia Tobar es la dueña de la primera casa ubicada al margen derecho del río Cañar, junto al puente. Cada creciente e inundación su vivienda es la que primero sufre las consecuencias. "Todos los años repetimos lo mismo, la solución a los problemas de Puerto Inca se darán el día que las autoridades hagan el dragado del río y se recupere la profundidad que esto tuvo hace muchos años", reclama.

Sus familiares, en tanto, sacaban el lodo acumulado en el interior. La creciente alcanzó 1,50 metros de altura de inundación dentro de su casa.

Los moradores más afectados aún sacaban agua dentro de sus casas o mantenían sus enseres en pisos superiores. Otros, en camionetas, regresaban con sus pertenencias luego que las trasladaron a casas de familiares.

Adrián Bazurto trabajaba en el interior de su gallera que estaba inundada. Poco a poco fue reubicando a unos 60 gallos de pelea que cría.

Hacia el interior, en el recinto Trovador, se sienten totalmente abandonados. Sus moradores se quejaron que nadie llegó a ver cual es la situación que viven.

Las calles y varias plantaciones de ese lugar están inundadas pues el estero Trovador está filtrando a través del muro. "Por aquí no ha venido nadie. El Municipio hace tiempo nos olvidó porque dicen que somos pocos los que vivimos como para hacernos obras", reclamó Jesús Ramos, morador.

Otro vecino, Leonardo Castro, dice que la inundación se da por filtración y que no puede bajar fácilmente. "El problema es que si abren las compuertas que hay en el muro se nos viene toda el agua para este lado".

Allí existen alrededor de 30 familias que viven de la agricultura, especialmente de la siembra del cacao y plátano.

Vicente Vega, agricultor, explica en el sector hay unas 200 hectáreas de cultivos de pequeños y medianos agricultores, que se encuentran encerradas y en cuyas partes más bajas de represa el agua. "Por un lado está la carretera principal y los muros de los esteros Estrella, Trovador, y del río Cañar.

Julio Gherardi, jefe del Cuerpo de Bomberos de Naranjal, comentó que en el sector de Montañita, un muro junto al estero Cañas se rompió. "Puerto Inca ha sido catalogado zona de alto riesgo y constantemente vamos a tener ese problema hasta que el río no sea dragado y tengan su cauce normal".

Los habitantes esperan que el invierno se muestre benévolo con este sector golpeado con fuerza, al menos la última década, en cada invierno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)