21 de August de 2010 00:00

Pruebe los sabores de la caña y la panela en El Oro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Machala

Las colinas que pintan de verde y ocre la campiña de El Oro huelen a jugo de caña y panela. El aroma dulzón sale de los trapiches que giran en el filo de los caminos. En verano, con el cielo despejado, los cañaverales saturan el paisaje del sureste de la provincia.

Zaruma y Portovelo, cantones vecinos en el altiplano, comparten la vieja tradición de la elaboración de dulces y aguardiente con el jugo de la caña. A lomo de mula, la materia prima se traslada picada, en alforjas de cuero, desde el campo hasta los trapiches.

Portovelo está a 79 km de Machala. Tras llegar, desde el pequeño parque se parte hacia la parroquia Morales, el poblado más cercano y el primero en la ruta de la panela y el dulce de caña.

En dos parroquias de Zaruma, Malvas y Salvias, otro producto de la caña, la panela, se convierte en deliciosos dulces y bocadillos. Allí se elaboran los manjares de panela, que son una tradición.

Tome en cuenta

Si planea caminatas por la campiña orense lleve mucha agua. En esta zona, el clima de verano es sofocante durante el día y es necesario estar hidratado.

El sol es intenso en esta ruta, así que use protector solar, gafas y sombrero, porque el sol quema con fuerza. También póngase ropa que lo proteja de los rayos solares.

En la oficina de Turismo del Municipio de Zaruma, en el parque central, podrá obtener información sobre alojamientos familiares y contactos con los operadores turísticos locales.

Antes de iniciar el viaje consulte costos y si hay sitios para hospedarse, para que tenga asegurado el lugar donde quedarse.

En Zaruma hay una oferta variada de alojamiento, desde hostales hasta pequeños y cómodos hoteles en el centro. El precio por noche en una habitación de hotel va desde los USD 10.

Que más hacer

La finca Doña Cleme se ubica a un kilómetro antes de llegar al centro de Malvas, en Zaruma. En la hacienda se ofrecen recorridos guiados para conocer el cultivo de café y de árboles típicos de la región.

En esa hacienda también se elaboran bocadillos de guayaba, café, panela y leche, y los tradicionales huevitos de faldiquera, que son unos pequeños dulces redondos muy consumidos en las fiestas religiosas.

Hay muchos miradores y lugares para hacer avistamiento de aves. En verano los ríos y las cascadas que bajan de las quebradas son ideales para darse un chapuzón.

Portovelo está a 79 kilómetros de Machala, a medio camino entre Piñas y Zaruma. Una vía asfaltada, angosta y serpenteante lleva a la ciudad minera.

El antiguo campamento minero de Zaruma –lo fue hasta mediados del siglo pasado- recobró parte de su atractivo al ser ciudad patrimonial, en el 2004.

En Curtincápac, parroquia de Portovelo, la caña domina el paisaje. Se ubica a 17 km, al sur de Portovelo. En los cañaverales, un puñado de campesinos todavía se sirve de bestias para mover los trapiches.

Comidas típicas

El tradicional tigrillo. Este plato hecho con plátano majado, huevo, queso y manteca de chancho es típico en Zaruma.

Más bocadillos. Los dulces de panela son bien apetecidos en Zaruma. Los preparan los esposos Celso y María del Carmen Aguilar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)