30 de September de 2013 00:02

El proceso judicial detiene la construcción de nuevo puerto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La construcción del nuevo Puerto Artesanal Pesquero de Esmeraldas aún está incompleta. Se dijo que estaría lista en abril de este año, pero el plazo no se cumplió.

Los trabajos se paralizaron hace 23 meses luego de que Autoridad Portuaria de Esmeraldas (APE) terminó de forma unilateral el contrato con el constructor Wagner V. El argumento fue que no se cumplió con los plazos establecidos. Según APE solo se avanzó en un 44,7% cuando el porcentaje debía ser del 70%. Esto con base a un peritaje que contrató APE.

Wagner V. rechazó los argumentos y llevó el desacuerdo a instancias judiciales. El caso recayó en el Juzgado Tercero de lo Civil de Esmeraldas. Dentro del proceso, el juzgado determinó que se haga una inspección para conocer el porcentaje de avance de la obra.

Ahí se señaló que el avance fue del 80,97%, mayor a la cifra que dio Autoridad Portuaria. Los resultados devinieron en un fallo a favor del contratista.

En respuesta, Portuaria interpuso una apelación. El caso pasó a la Corte Provincial, donde se ratificó el fallo tras un nuevo peritaje en el que se señaló que el avance de la obra fue del 77,25 %.

Pero el dictamen se volvió a objetar y ahora el caso está en el Tribunal Contencioso Administrativo de Manabí-Esmeraldas.

Para Christian Gómez, abogado del demandante, Autoridad Portuaria es la que no cumplió con los procesos de Ley. Este argumento debe ratificarlo o negarlo el Contencioso en los próximos días.

Roberto Córdova, gerente de APE, dijo que aún es prematuro establecer un criterio antes que el proceso judicial termine, pero que llamaba la atención que el peritaje de uno de los profesionales que pidió el juzgado se haya hecho en solo dos días, cuando el que hizo Portuaria duró tres meses. Esto fue desmentido por el abogado del contratista. Según él, el análisis duró siete meses y se pidió información a todos los involucrados.

Los pescadores de Esmeraldas siguen el caso con preocupación, pues aseguran que son los principales perjudicados. "El nuevo puerto iba a darnos mejores condiciones de salubridad para procesar mejor el producto y mejorar la actividad", comentó Marcelo Quiñónez faenador de la cuidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)