15 de July de 2010 00:00

Plan contra la emigración en Azuay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Cuenca

El olor a hierba recién cortada predominaba en el hogar del cuencano Juan Paredes. El olor viene de su galpón donde tiene 700 cuyes.

Vive en el barrio Cristo del Consuelo de la parroquia cuencana de Octavio Cordero. Desde hace dos años comercializa los cuyes en el mercado 12 de Abril de la capital azuaya.Él recibió el apoyo de la Casa del Migrante del Municipio de Cuenca, que mantiene desde hace dos años un programa de emprendimientos productivos para los familiares de los emigrantes. 50 habitantes de Octavio Cordero se benefician.

Cada uno recibió en préstamo 23 pies de crías de cuyes para iniciar el negocio.

En un año devolvieron la misma cantidad a otra familia de la zona para multiplicar la asistencia. Ahora, 125 hogares de Octavio Cordero, Santa Ana, El Valle y Molleturo incursionaron en esta actividad.

A parte hay otros 200 emprendimientos en la crianza de pollos y cerdos y cultivos hidropónicos de café y cacao. La Asociación Huasicuy de El Valle, integrada por 10 mujeres, fue una de las primeras beneficiadas.

Ellas abrieron el Centro Comunitario de Reproducción y Reproductores de Cuyes con 700 cobayos que recibieron de la entidad. La Casa del Migrante compraba la producción para las familias de cada parroquia que se involucraron en los emprendimientos.

Mariana Loja y Mercedes Zhunio están al frente de la organización. Ellas ya devolvieron el número de crías prestadas y han vendido al Municipio más de 800 animales durante este año. Además, tienen otros clientes para la comercialización.

Según Loja, en el negocio también han tenido pérdidas. Hace un año se murieron más de 500 animales con salmonelosis (una enfermedad bacteriana contagiosa). Paredes perdió 245 cobayos con el mismo hecho.

Pese a ello, Paredes está satisfecho porque con los ingresos mantiene a su familia y desistió de su idea de emigrar. Cada cuy lo vende entre USD 6 y 10.

El esposo de Loja vive en Estados Unidos desde hace más de 10 años. Ella tampoco quiere salir del país, “ahora tengo mi trabajo y estoy con mis hijos”.

Paredes también tiene huertas de hortalizas. Su primogénito, Óscar, le ayuda en el trabajo los lunes, miércoles, sábados y domingos.

Esos días, Paredes vende en el mercado 12 de Abril los cuyes y las hortalizas que cultiva en siete lotes, una hectárea en total. Estas familias tienen huertas para abaratar el costo de la alimentación de los animales.

Según el técnico de la Casa del Migrante, Remigio Sarmiento, la idea es conseguir que cada familia tenga más de 2 000 animales para exportar a EE.UU. y Europa. Paredes y Loja están motivados con esta idea.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)