24 de December de 2011 00:02

La Perla, un bosque ideal para el turismo de investigación

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El pájaro carpintero está sobre el tronco de un árbol de guabo, como jugando a las escondidas. Posa para las fotografías de los visitantes y vuela de una rama a otra con destreza. El color rojo de las plumas en su cabeza se distingue desde la entrada del Bosque Protector La Perla.

El sitio está en el cantón La Concordia, a 40 kilómetros de Santo Domingo. Es considerado ideal para hacer turismo de investigación.

Allí se han identificado 256 especies de aves, entre pavas de monte, guacharacas, colibríes y pájaros carpinteros. Los ornitólogos lo visitan frecuentemente.

También se encuentran 24 especies de reptiles entre tortugas, serpientes, caimanes y ranas. Para observarlas se debe caminar en silencio, atentos a los ruidos, a veces casi imperceptibles, que producen los animales al moverse.

Hay que tener el oído y la vista bien entrenados, al igual que Plácido Palacios, para distinguir las especies exóticas.

Él trabaja desde hace 12 años como guía. “Allí está, junto a la rama, ¿la ven?”, dice en voz baja, en medio del recorrido por el bosque. Es una rana que no mide más de un centímetro. Se la conoce como rana tigre. Tiene el torso color rojo intenso con manchas negras.

Es una atracción para los estudiantes universitarios, científicos y académicos que visitan.

La Perla es uno los últimos remanentes de bosque húmedo tropical que existe en la zona. Su conservación fue una prioridad para Suzanne Sheppard, la dueña de la hacienda donde está el bosque. Ella falleció en el 2007, pero dejó un legado de conservación que se mantiene con la institución que creó en el 2004.

La fundación Suzanne tiene varios programas, como el de recuperación de fauna, que permite salvar a especies en peligro y reinsertarlas en la selva.

La Perla tiene 650 hectáreas, de las cuales 286 son selva, donde se encuentran ceibos de hasta 42 metros de altura, tigrillos, armadillos y nutrias de río.

La entrada cuesta USD 2,50 para niños y estudiantes; 4 para adultos y 7 para extranjeros. La atención es de lunes a viernes. Para ir el fin de semana se requiere reservación. Tel. (02) 272 6105.

Consejos para hacer senderismo

Cualquier calzado cómodo sirve para caminar, siempre y cuando esté adaptado al pie. No estrene zapatos en las excursiones.

Antes y después de la caminata por el bosque se deben hacer ejercicios de estiramiento para relajar los músculos.

Para practicar el senderismo no se deben agotar las fuerzas caminando rápido. Hay que andar despacio y un poco relajado.

Al cruzar un río de poca profundidad y corriente moderada se avanzan de piedra en piedra, con un pie detrás de otro para conseguir el equilibrio.

Al descender las pendientes hay que bajar mirando hacia abajo y clavando los talones a cada paso, para evitar caídas, porque el terreno es algo resbaloso.

Durante las caminatas se deben evitar las bebidas gaseosas o con alcohol (cerveza). Es mejor beber agua purificada.

Si cae la noche se recomienda buscar un refugio entre los árboles y esperar hasta que el sol vuelva a salir.

Si se presenta una tormenta eléctrica hay que evitar los lugares altos y los árboles aislados.

Cómo observar a las aves y los reptiles

En los hábitats cerrados, donde las aves se ven a distancias cortas, como bosques, se necesitan binoculares. En sitios más abiertos, un  telescopio.

Estudie previamente las costumbres de las aves y reptiles que desea observar, para que sepa en qué momento (día o noche) es mejor buscarlas.

No use repelente contra insectos porque puede ahuyentar a determinadas especies de aves. Use camisa larga para evitar picaduras.

Evite llevar objetos ruidosos y use ropa de camuflaje. El silencio  y la atención son claves para la observación.

Camine lentamente y sin movimientos bruscos. Entrene sus oídos para distinguir los ruidos de las aves o de los reptiles.

No toque a las ranas que encuentre en el camino. Algunas tienen veneno mortal. Aprenda a distinguirlas.

Si va por primera  vez a un bosque  hágalo con un guía que conozca la zona.

Lleve una cámara fotográfica con lentes especiales para fotografiar a distancia y de cerca. Es mejor si tienen sensores, para captar el movimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)