4 de May de 2010 00:00

El parqueo en el centro de Ibarra es pagado desde ayer

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Sierra Norte

Tras estacionar su carro, Marcelo Herrera se enteró que desde ayer entró en vigencia el parqueo tarifado en el centro de Ibarra. Compró una tarjeta de USD 0,25 para estacionar su automotor durante 30 minutos.

La hora cuesta USD 0,40. Herrera está de acuerdo con la iniciativa municipal, que rige en 48 manzanas. “Había mucha indisciplina por parte de los conductores. Dejaban sus vehículos todo el día, mientras que otros necesitábamos espacios”.

El control del Sistema Municipal de Estacionamiento Rotativo Tarifado (Sismert) está a cargo de 35 inspectores. Ellos anotan el número de placa y la hora de parqueo y salida de los vehículos.

Fernanda Chiriboga también se sorprendió por el inicio del parqueo tarifado. Ella se opone al sistema. “No veo mejoras y tampoco hay parqueaderos públicos alternativos. Hay muchos empleados y comerciantes que necesitan dejar su vehículo en algún sitio”.

El parqueo tarifado no es nuevo en Ibarra. En agosto pasado se suspendió, luego de un año de funcionamiento. En este período, la empresa de economía mixta Seribarra administró el uso de los espacios destinados para ese fin.

La Ordenanza que regía a Seribarra fue archivada por el actual alcalde, Jorge Martínez, quien también propuso los cambios. “Lo único bueno es que los ingresos del parqueo pasaron de Seribarra al Municipio. Falta saber en qué se invertirán las utilidades”, dice Chiriboga.

Ella y Herrera coinciden en que faltó difundir el funcionamiento del sistema. Para Ramiro Chacón, coordinador de Tránsito y Transporte del Cabildo, a cargo del Sismert, es prematuro hacer una evaluación sobre el funcionamiento. Señala que la ciudadanía conoce la operatividad del sistema porque es igual al que rigió anteriormente en Ibarra.

Un requisito, por ejemplo, es que las tarjetas autorizadas para el parqueo en la vía pública deben estar ubicadas en un lugar visible del vehículo, como en el parabrisas.

De acuerdo con la Ordenanza, los conductores que utilizan una plaza de estacionamiento sin la tarjeta, deben pagar una multa de USD 2,50. Si es reincidente, ese monto se duplicará. Esta sanción entrará en vigencia la próxima semana. Esta semana estará destinada para la difusión.

Otro conflicto que se presentó en el primer día fue la falta de sitios de venta de las tarjetas de parqueo. Según Chacón, la especie valorada la venden los 35 inspectores. En la actualidad, hay 970 plazas pintadas de azul en el centro de la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)