22 de November de 2013 13:53

Operativo maderero en Esmeraldas terminó en enfrentamientos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los últimos operativos realizados en Esmeraldas, por el estado de excepción maderero que termina mañana, terminaron en incidentes este 22 de noviembre de 2013.

Pobladores de la parroquia Borbón, del cantón Eloy Alfaro, en el norte de la provincia, se opusieron a que los militares y policías decomisen la madera que supuestamente se taló de forma ilegal.

El hecho ocurrió a las 10:00. En el operativo participaron 100 militares del Batallón de Infantería de Marina de Esmeraldas y personal del Ministerio del Ambiente.

Según uno de los uniformados, se hizo un uso progresivo de la fuerza, contra los pobladores que se resistieron a entregar la madera. Dos personas resultaron con heridas leves y dos más sufrieron de asfixia. Una de ellas es Andrea Q. Ella dijo que los uniformados lanzaron gas lacrimógeno a los habitantes y que escuchó detonaciones, como de disparos.

El enfrentamiento duró unos 15 minutos, según el morador Evergito Nazareno, quien fue otro de los asfixiados.

Luego de la gresca, los militares y policías realizaron un cordón humano para posteriormente retirarse del lugar en buses y camiones. La madera no pudo ser decomisada y quedó en manos de los habitantes.

Los últimos operativos realizados en Esmeraldas, por el estado de excepción maderero que termina mañana, terminaron en incidentes este 22 de noviembre de 2013.

Pobladores de la parroquia Borbón, del cantón Eloy Alfaro, en el norte de la provincia, se opusieron a que los militares y policías decomisen la madera que supuestamente se taló de forma ilegal.

El hecho ocurrió a las 10:00. En el operativo participaron 100 militares del Batallón de Infantería de Marina de Esmeraldas y personal del Ministerio del Ambiente.

Según uno de los uniformados, se hizo un uso progresivo de la fuerza, contra los pobladores que se resistieron a entregar la madera. Dos personas resultaron con heridas leves y dos más sufrieron de asfixia. Una de ellas es Andrea Q. Ella dijo que los uniformados lanzaron gas lacrimógeno a los habitantes y que escuchó detonaciones, como de disparos.

El enfrentamiento duró unos 15 minutos, según el morador Evergito Nazareno, quien fue otro de los asfixiados.

Luego de la gresca, los militares y policías realizaron un cordón humano para posteriormente retirarse del lugar en buses y camiones. La madera no pudo ser decomisada y quedó en manos de los habitantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)