11 de March de 2014 00:02

Ocho familias del deslave esperan la ayuda

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los técnicos del Ministerio de Desarrollo, Urbano y Vivienda presentarán un informe.

José Tipanta entregó ayer, 10 de marzo, sus datos a los técnicos del Ministerio de Desarrollo, Urbano y Vivienda (Miduvi) de Tungurahua. El hombre, de 46 años, es el jefe de hogar de una de las ocho familias que perdieron su vivienda en un deslave el sábado.

La corriente de lodo y piedras inundó las casas de bloque y techos zinc, en la comunidad Calhua Grande, ubicada a 30 minutos de Ambato.

"Ya entregué los datos a los técnicos, pero ellos me dicen que debo tener la escritura de mi terreno para recibir la ayuda. No tengo esos papeles, porque es una herencia", comentó preocupado Tipanta.

Al recorrido de los funcionarios del Miduvi se unieron los técnicos de la Secretaría de Gestión de Riesgo y de la Junta Parroquial de Martínez. Durante el recorrido, los comuneros les indicaron los sembríos de cebada, habas, papas, maíz y alfalfa que fueron afectados en el deslave. Además, un galpón con 150 cuyes que fue aplastado por el muro de concreto.

[[OBJECT]]

Entre lágrimas, Angélica Analuisa, de 56 años, explicó que no quiere que se edifique otro muro. La infraestructura fue levantada por los padres de familia de la escuela comunal en el 2008 a través de mingas. "Tengo temor que nuevamente se caiga y mate a mi familia".

El interior del inmueble, de construcción mixta, todavía está inundado con lodo. La ropa, los muebles y los trastos se perdieron. "Nunca había llovido en esa magnitud. Gastamos como USD 5 000 para edificar el galpón. Ahora no tenemos nada. Los cuyes los vendíamos en las ferias de Salcedo y Ambato", dijo la mujer.

El técnico del Miduvi, Jaime Guilcapi, indicó que el informe será presentado en los próximos días para llegar con ayuda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)