5 de March de 2014 00:01

Los negocios se quedaron satisfechos con el feriado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El turismo de 'sol y playa' dejó resultados positivos para los balnearios de Santa Elena. Giovanni Bonfanti, director provincial de Turismo, aseguró que el 100% de los sitios de hospedaje estuvieron copados durante el feriado de cuatro días.

Santa Elena registra 191 establecimientos de alojamiento. El 39% en Salinas, 39% en Santa Elena y el 22% en La Libertad, cantones de la provincia.

Ottón Arboleda, director de la Cámara de Turismo de Salinas, calculó que unos 80 000 visitantes llegaron a la provincia. "El promedio de consumo es de USD 30 por turista, al día. De ese total, el 10% queda de utilidad líquida para la provincia".

Si bien la cifra es menor en relación con el año anterior, Arboleda asegura que eso no es sinónimo de pérdidas. "Hemos tenido una mejor calidad de turistas, que se quedan por más tiempo en el feriado y no solo en visitas de un día. Eso representa mejores ganancias".

Para el feriado de Carnaval del 2013, el Ministerio de Turismo registró más de un millón de viajes internos a los diferentes destinos turísticos del país.

En Guayas, General Villamil -Playas- fue el sitio más concurrido. Ubicado a 97 kilómetros de Guayaquil, este balneario congregó a miles de turistas.

Según datos de la Comisión de Tránsito del Ecuador, hasta este cantón del Guayas llegaron 24 920 vehículos livianos y 315 buses, entre sábado y lunes. "Eso nos da un promedio de 141 925 turistas, solo entre sábado (01 de marzo) y lunes (03 de marzo). En promedio por cada carro liviano llegan cinco visitantes y unos 55 en cada bus", detalló Esperanza López, directora de la Cámara de Turismo de Playas. Además, los 68 hoteles, hosterías y hostales del cantón estuvieron copados.

El feriado también dejó satisfechos a los empresarios turísticos de Azuay. Según Daniel Hernández, de la Asociación Hotelera del Azuay, los 175 centros de hospedaje (6 200 camas) estuvieron ocupados en un 70% de su capacidad.

Ambato tuvo un 25% más de actividad comercial

Con un 100% de ocupación de los sitios de hospedaje en Tungurahua, Ambato vivió sus festejos. William Pico, de la Dirección Provincial de Turismo, explicó que en la zona hay 1 088 negocios de alojamiento.

Por la saturación de los sitios, los más de 500 000 turistas que llegaron a la fiesta tuvieron que repartirse en toda la provincia. Raúl Jaramillo, empresario turístico de Baños de Agua Santa, comentó que el 30% de los visitantes en el feriado viajó a la localidad solo para convertirla en una especie de centro de operaciones y pasar a Ambato, en vista de que la infraestructura hotelera del cantón es mayor.

Para el alcalde de Ambato, Fernando Callejas, el ingreso por la celebración alcanza los USD 15 millones. "De las actividades económicas, el turismo es la que más equitativamente reparte los recursos a través de varios caminos, por la enorme cantidad de pequeños negocios de artesanías, etc.".

Según datos del Cabildo, este año se registró un crecimiento del comercio de entre 25 y 30%, frente a las fiestas del 2013.

Por ejemplo, Juan Pérez, propietario de la heladería La Era del Hielo, contó que solo el día del desfile (domingo pasado), sus ventas se cuadruplicaron.

Los mercados Central y Modelo lucieron abarrotados y según los vendedores se atendió a unas 150 personas por hora.

El turista quiteño optó por ir a Esmeraldas y Manabí

En las nueve playas de Manta la afluencia de turistas fue numerosa. Roberto Ibarra, arribó desde Quito junto con su familia. "El año pasado nos llovía, no había sol, fue decepcionante. Pero esta vez nos estamos bronceando, es genial", indicó.

Celia Higuera, empresaria turística de Manta indicó que a ese puerto arribaron, solo entre el 1 y 2 de marzo, unos 40 autobuses con 1 500 turistas, que llegaron en los denominados tours familiares económicos.

Los balnearios de Same, Súa, Atacames y Tonsupa, en Esmeraldas, recibieron alrededor de 38 000 turistas. La mayoría llegó de la Sierra, principalmente de Quito e Ibarra. El primer balance de la Cámara de Turismo de Atacames reportó un 90% de ocupación hotelera.

El resto de turistas se alojó en condominios y departamentos de Tonsupa y en hoteles. "Fue uno de los feriados con más afluencia. Aún no calculamos los ingresos, pero se estima que cada persona gastó alrededor de USD 40 diarios", aseguró ayer Carlos Acosta, director provincial de Turismo.

El sector hotelero de Imbabura tuvo casa llena durante el último período festivo.

Luis Carlos Ruiz, presidente de la Asociación de Hoteleros de Imbabura, explicó que hubo una ocupación del 97% en las 8 000 plazas que posee este sector, durante los cuatro días. El mayor número de ellos se hospedó en Ibarra y Otavalo.

La Coordinación Zonal del Ministerio de Turismo calculaba que, al menos, 200 000 personas visiten esta provincia durante el asueto.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)