2 de May de 2014 00:02

Nadie frena los accidentes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Si se comparan las cifras de accidentes de tránsito en el país desde el 2011, el año pasado hubo la mayor cantidad de casos: 24 759. En la Agencia Nacional de Tránsito hay información estadística disponible hasta noviembre.

Esa tendencia se mantiene en los dos primeros meses de este año, en comparación con el mismo período del 2013. Entre enero y febrero se presentaron 5 600 casos frente a los 4 060 del año anterior.

Eso significa que los accidentes de tránsito no se han reducido, pese a que tenemos una Ley de Tránsito (aprobada en el 2008 y reformada en el 2011), que contempla sanciones muy drásticas.

La Ley por sí sola no basta para reducir la accidentalidad. Las campañas de educación a todo nivel (desde niños, padres de familia y conductores), los controles al exceso de velocidad, la revisión mecánica a los vehículos y la evaluación a los choferes, sobre todo profesionales, son necesarios para bajar el índice de percances y de víctimas. El año pasado hubo 2 025 fallecidos.

En estos últimos siete años, pese a la alianza de los choferes con el Gobierno, los accidentes no han bajado. En cada año, la impericia o la imprudencia de los choferes siguen apareciendo como la primera causa de accidentes de tránsito en el país.

Las campañas o acciones que se han tomado no han sido de gran impacto. En los inicios de la aplicación de la Ley, las autoridades y otros actores involucrados en el tema hicieron conocer la nueva normativa, compraron algunos radares para medir la velocidad y evaluaron a los choferes profesionales.

El tema volvió a tener atención el año pasado cuando se expidió el reglamento de la Ley. Desde entonces, no ha habido más acciones de largo aliento, salvo la débil campaña Párale el carro. Una medida que pudiera ayudar es el uso de dispositivos para reducir la velocidad.

Hasta ahora nadie, verdaderamente, se ha abanderado de este problema, considerado la primera causa de muerte en Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)