15 de March de 2014 14:39

El nacimiento de un oso andino se espera en Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En el Zoológico Amaru, ubicado en las inmediaciones de la vía rápida Cuenca-Azogues, hay expectativa. La cría de los osos andinos Jubal y Coya se prevé que nazca en las próximas dos semanas.

Este evento tiene relevancia porque sería la primera ocasión que se concrete con éxito un proceso reproductivo de osos andinos en un zoológico, dice el biólogo, Ernesto Arbeláez.

Este plan de reproducción de una especie amenazada de extinción fue planificado con anterioridad. Hace tres años se inició la construcción y adecuación de un refugio de media hectárea para esta pareja.

El objetivo fue que se sientan bien y se concrete un adecuado proceso de reproducción. Jubal y Coya reciben una adecuada nutrición y tratamientos psicológico, nutricional y físico.

[[OBJECT]]

Osos andinos en cautiverio, la hembra Coya esta preñada de 8 meses y tiene 7 años de edad, el macho Juval (foto) es el padre y tiene 25 años de edad. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO



El oso Jubal llegó hace cuatro años a Amaru. Antes estaba en un Centro de Rescate Gulac, ubicado en la parroquia cuencana de Sayausí y que cerró sus puertas. Tiene 25 años y está en la fase de adultez.

Coya, en cambio, fue rescatada cuando tenía seis meses en el sector de Cochancay, en la zona costanera de Cañar. En la actualidad, tiene siete años. Estos animales pueden reproducirse desde los cuatro años.

Según Arbeláez, en los dos últimos años han  realizado intentos para potenciar la reproducción proporcionando nutrientes para activar las hormonas. Además, desarrollaron actividades para que compartan y se conozcan físicamente.

El año anterior hubo un evento reproductivo, pero lastimosamente como fue la primera vez de Coya la cría murió al poco tiempo de nacida. “Tenemos la hipótesis que no supo qué hacer luego del nacimiento”.

A los cuatro meses, entre junio y agosto del 2013, se repitieron los eventos reproductivos y ahora Coya está en la última fase de la gestación. Está en una fase reposo y realiza ejercicios para el parto que son observados a través de una cámara trampa, que está instalada en el espacio que fue adecuado para esta hembra.

Se observa cómo se toca la barriga, su órgano reproductivo y sus mamas. Se realiza  un monitoreo constante y hay un equipo multidisciplinario.

Este seguimiento, dice Arbeláez, tiene un valor científico importante porque en el país se desconoce el proceso de reproducción de osos andinos. Por ello, se hará una publicación sobre esta experiencia y la del año pasado.

El Zoológico Amaru funciona desde hace cuatro años y está abierto al público desde hace dos años y medio. Atiende de martes a viernes de 09:00 a 17:00 y sábados y domingos de 10:00 a 17:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)