31 de December de 2010 00:00

Masiva demanda de boletos por el feriado

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacciones Quito y Guayaquil

Largas filas de personas en las ventanillas de las empresas de transporte interprovincial se registraron ayer en las terminales terrestres de Quitumbe y Carcelén, en Quito.

Hasta el mediodía se agotaron los pasajes hacia las provincias de la Costa. Los boletos para ir a Guayaquil y Santo Domingo tuvieron más demanda.

En Quitumbe, la cooperativa Ecuador exhibió en sus ventanillas un letrero que anunciaba que solo hay disponibles pasajes a partir del 1 de enero.

Alejandra Pérez, funcionaria de esta empresa, comentó que en la mañana se vendieron los boletos de las 54 unidades que viajan a Guayaquil. Algo similar ocurrió con la empresa Trans Esmeraldas, que cubre la ruta Quito- Esmeraldas y Quito- Machala. Dany Trujillo, empleado de la cooperativa, comentó que la venta se duplicó.

En días ordinarios, las unidades parten con 20 personas como máximo. En cambio ayer, desde tempranas horas, salieron con 45 y 47 pasajeros. A las 11:30, Rebeca Díaz se embarcó a Quinindé. Ella prefirió viajar en la mañana para aprovechar más tiempo el feriado y evitar aglomeraciones.

El ir y venir de pasajeros llenó los pasillos y los andenes de embarque de las dos terminales.

En las áreas de venta de boletos se formaron largas filas. Los guardias de seguridad ayudaron a mantener el orden. La desesperación por encontrar un pasaje se notaba conforme transcurría la mañana. Pedro López buscaba un pasaje a Santo Domingo, pero no tuvo suerte. “He pasado por cinco cooperativas y todas están llenas”.

A las 13:00, María Cajas y sus tres hijas de 9, 7 y 5 años requerían boletos para Santo Domingo y tampoco consiguieron. “Estamos más de una hora y no hay, nos dicen que para mañana”.

Quienes viajaban a las provincias de la Sierra tuvieron mejor suerte. Por ejemplo hacia Salcedo, Ambato y Latacunga partían buses cada 10 minutos.

Norma Yánez, empleada de la cooperativa Unidos de San Miguel, comentó que los pasajes se agotaron para la mañana, pero había disponibles para la tarde.

Cerca de 30 policías controlaron el estado de las llantas de los buses, los documentos de los choferes y el respeto a los horarios. El policía Paúl Erazo comentó que hasta el mediodía no se registraron novedades. Los uniformados permanecerán en las terminales hasta el 3 de enero.

Ellos se suman a los 800 que ejecutarán el plan de seguridad. Los policías se distribuirán en las tres principales salidas de Quito: Panamericana Sur, Panamericana Norte y en la vía Calacalí- La Independencia. Patricio Esparza, del Grupo Operativo de Tránsito y Seguridad Vial, indicó que el operativo, que inició ayer a las 00:00, se extenderá hasta el lunes a las 12:00.

En la terminal terrestre de Guayaquil, las cooperativas con mayor demanda de pasajes durante la mañana fueron las que tienen frecuencias a Salinas (Santa Elena), Jipijapa y Manta (Manabí) y Playas (Guayas). Frente a las boleterías los viajeros hacían largas filas con maletas y bultos.

La Fundación Terminal Terrestre calcula que durante el feriado de fin de año, que comienza hoy, el número de pasajeros aumentará en un 40% en relación con los días normales de trabajo. Aunque se mencionó que este no es uno de los feriados de mayor afluencia de viajeros. En las festividades de Carnaval y Difuntos hay más demanda de boletos.

Según la afluencia de pasajeros aumentarán las frecuencias. Cooperativas como Libertad Peninsular despacha los buses a la península de Santa Elena, a medida que van llegando los buses.

En los exteriores de la terminal aumentó el congestionamiento vehicular, debido al aumento en la salida de buses.

Además, porque en la zona también están las oficinas norte de la Comisión de Tránsito del Guayas (CTG), donde ayer cientos de conductores concurrieron para matricular su vehículo en el último día del plazo anual.

Quienes no realizaron el trámite serán sancionados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)