6 de November de 2013 13:05

La mascota completa la cuenta familiar del ambateño

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Cuando Ruth Nieves cumplió 40 años tomó la decisión más importante de su vida. La adopción de Puppy, un perro de raza mestiza, que le cambió la rutina, el presupuesto y hasta la forma de alimentarse.

La pequeña mascota llegó a la casa de Nieves, en el sector de Ficoa, cuando tenía tres meses de nacido. Ahora ya tiene 3 años y es un perro bien educado y cariñoso.

Antes de apadrinarlo tuvo que cumplir con varios requisitos, incluso tener ingreso económico para mantenerlo. “Poseer una mascota implica generar gastos pero todo vale la pena porque él es muy tierno”, dice la comerciante.

Nicolay López, del hospital veterinario Pet Care, en Ambato,  cuenta que mantener una mascota incluye las vacunas. “A lo largo de la vida de un animalito se deben poner entre 5 y 6 vacunas por año. El precio varía según la marca del fármaco. Nosotros, por ejemplo, cobramos USD 12 por cada una”.

El chequeo para que un perrito sea inmunizado es primordial. Según el veterinario Francisco López, las primeras vacunas son las de parvovirus y coronavirus. Después hay que aplicarle la quíntuple (parvovirus, moquillo, hepatitis, desparasitación y leptospirosis).

La tercera vacuna también es completa. La cuarta sirve para evitar la traqueobronquitis infecciosa o llamada tos de las perreras.

La quinta ayuda con un parásito conocido como giardia. Y la última es la antirrábica. Luego, añade López, se recomienda que la vacunación para las mascotas sea anual.

Antes de aplicarle las pústulas se realiza una revisión del animal para comprobar su estado de salud. Un chequeo básico o consulta médica tiene un costo de USD 10.

En cuanto a la alimentación, la veterinaria Sandra Páez dice que lo mejor para las mascotas es nutrirlas con comida balanceada. “La comida de humanos puede ser rica pero no es alimento para ellos. También es más higiénico.  Además, es demasiado voluminosa como para su digestión”.

Las enfermedades más comunes que se atienden en el hospital Pet Care son las gastrointestinales.  Los tratamientos para estos males cuestan entre USD 20 y 25.

La especialista aconseja también  la esterilización de las mascotas. Nieves lo hizo con Puppy para evitar problemas hasta con la disciplina del animal. “En el PAE me entregaron el perrito ya operado”, dice la ambateña. Pero la médica dice que en una clínica particular el proceso puede costar hasta USD 150. En ambos casos, el método es bueno y seguro para el perro.

Otro de los factores que no se debe descuidar en el cuidado de una mascota es su educación. David Santana, de Maspesa, confirma que para integrar a los animales a la familia es importante enseñarles algunas cosas.

“Nosotros ofrecemos varios tipos de servicios pero se destacan el adiestramiento y la educación que no son lo mismo y que se pueden impartir juntos o por separado”, manifiesta el sicólogo familiar.

La disciplina es fundamental pero también es clave que la mascota sepa comportarse. El adiestramiento implica pasos consecutivos que realiza un perro como sentarse, pararse o acudir a un llamado. En cambio, agrega Santana, la educación es el comportamiento que tiene tanto con otros perros como con personas que tienen que ver con el diario vivir del animal.

El paquete básico de adiestramiento que dura cinco semanas vale USD 250. Este proceso se realiza por niveles y según va escalando, el precio también es más alto.

Mientras que la educación también se desarrolla en cinco semanas. Su precio es de USD 200. Se pueden combinar los dos servicios y esto tiene un valor de  USD 250.

Puppy acude a un gimnasio canino. Trota todos los días y juega a la pelota con sus compañeros. “Llega cansado y dispuesto a ser mimado”, agrega Nieves. Su presupuesto mensual para mantener a su compañero es de cerca de USD 100.

“Tener a un ser que siempre muestra cariño, no tiene precio”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)