9 de January de 2014 00:01

Las lluvias dejan más daños en el país

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las condiciones climáticas mejoraron ayer en Guayas, Manabí e Imbabura, pues apareció el sol, luego de que el lunes y martes lloviera con intensidad. Pero la situación empeoró en Esmeraldas. También llueve en la Sierra Centro y en Tulcán se siente mucho frío.

En el norte de Esmeraldas, los ríos Cayapas, Santiago y Ónzole se salieron de su cauce y afectaron a los poblados ribereños, según la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio de Eloy Alfaro.

Casas en riesgo
Los afluentes crecieron, porque las lluvias son intensas desde el último fin de semana. Gustavo Quintero, jefe de la Unidad de Gestión de Riesgos del Municipio, dijo que hay 11 viviendas afectadas. El agua ingresó a los inmuebles de caña guadúa. "Existe el riesgo de que en cualquier momento se desplomen".

La Alcaldía analiza una posible evacuación, pero no se concretó hasta la tarde de ayer, según el burgomaestre Paterson Plaza, porque se espera un informe técnico.

No es la única novedad. Los técnicos constataron que en el poblado La Pampa, cinco casas y seis postes de alumbrado público están en riesgo, por la palizada que baja con las lluvias.

Quintero dijo que las aguas no bajaban hasta la tarde de ayer, 8 de enero, y el cielo estaba nublado, lo que hacía presumir que continuarían las inundaciones.

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos emitió un informe que reporta la afectación de cinco viviendas en la parroquia Las Peñas (Eloy Alfaro) y dos en la isla Canchimalero de la parroquia Limones. También la caída de tres árboles en la ciudad de Esmeraldas y la muerte de un menor que se electrocutó el lunes, mientras llovía en la urbe y que fue considerado un caso fortuito por la Corporación Nacional de Electricidad.

En la Sierra Centro, cuatro de los cinco heridos en el deslave ocurrido en la vía Latacunga-La Maná, en Cotopaxi, se recuperan en el centro de salud de la parroquia El Tingo La Esperanza, del cantón Pujilí. La noche del 7 de enero, una parte de la montaña se desprendió sobre uno de los dos carriles. El bus de la cooperativa de transporte Ambato, de placas TAS-351, que cubría la ruta Quevedo -Ambato, fue afectado. El controlador del automotor falleció.

Nelson Chugchilán, presidente de la Junta Parroquial, comentó que grandes piedras cayeron sobre una parte del bus y la carretera. "El paso está abierto en ambas direcciones. Recomendamos precaución al manejar por allí".

En Latacunga, el Cuerpo de Bomberos, la Secretaría de Riesgos y el Ministerio del Ambiente coordinaron el desalojo de agua y tierra de las unidades educativas Velasco Ibarra y Otto Arosemena, que se inundaron el lunes con una lluvia tan fuerte que no se había tenido desde 1998.

Miriam Zapata, directora de la Secretaría de Riesgos, informó que los rescatistas también ayudaron a indígenas en los páramos de Cusubamba, en Salcedo. "Una fuerte granizada provocó un deslave donde el agua ingresó a varias casas y mató a animales menores. Se recomendó a los alcaldes de los cantones de Cotopaxi activar sus Comités de Emergencia".

Mientras tanto, los socorristas de Guano, en Chimborazo, evitaron que un vehículo fuera arrasado por el río. El bombero Carlos Moreno contó que el río Guano creció repentinamente y dejó daños.

En Carchi, el frío y las lluvias afectan a los pobladores. Por las tardes caen lloviznas de alta intensidad y largo tiempo. El lunes último, por ejemplo, llovió 19 horas seguidas.

Fabricio Toscano, comerciante del Centro Comercial Popular, relató que ese cambio de clima incrementó la venta de sacos, guantes de lana y abrigos de tela térmica. Antes, Toscano vendía 15 prendas de vestir al día y ahora 28.

Ayer, la temperatura mínima fue 9,7 grados según Elizabeth Vélez, técnica del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología. El promedio mínimo en Tulcán es 14 grados. Vélez también explicó que las lluvias continuarán.

El Cuerpo de Bomberos de Tulcán empezó una campaña para concienciar a la población para que no arroje basura en las calles que taponen las alcantarillas y causen inundaciones.

En contexto. Las primeras lluvias de la estación invernal se presentan con intensidad desde el lunes en casi todo el país. Hasta el momento, han fallecido dos personas: una electrocutada y otra por un deslave en la vía. Las previsiones son que las precipitaciones fuertes seguirán.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)