16 de April de 2012 18:25

Lento despegue del aeropuerto de Cotopaxi

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

El aeropuerto de Cotopaxi aún no logra consolidarse como una terminal aérea de pasajeros y de carga para la Sierra centro y el país. A esta conclusión llegaron esta semana varios empresarios. Desde el lunes anterior, la compañía de Transportes Aéreos Militares Ecuatorianos (Tame) inició los vuelos entre Guayaquil, Latacunga y Francisco de Orellana (Coca), en la Amazonía.

“Pero esto no basta para sacar a esta terminal de su estancamiento”, aseguró Alberto Salvador, presidente de la Asociación de Cámaras de la Producción de Cotopaxi. Añadió que “el aeropuerto no despega porque carece de los equipos que permitan el aterrizaje de aviones de mayor capacidad de pasajeros y carga. Los equipos son antiguos y están bien para las rutas interprovinciales”.

Según Salvador, se requiere una inversión adicional de USD 3,5 millones para modernizar los aparatos. “Eso permitirá la operación de vuelos internacionales de pasajeros y de carga”.

Otra propuesta que barajan las autoridades de Cotopaxi es que se entregue la administración del aeropuerto a una mancomunidad de los gobiernos locales del centro del país, con la participación del Ejecutivo. Salvador cree que solo de esa forma se podrá contratar a una administración que justifique la inversión que efectuó el Estado. La propuesta ya fue entregada al presidente de la República, Rafael Correa.

Miguel Suárez, presidente de la Cámara de Comercio de Ambato, es más duro al referirse a la operatividad de este aeropuerto.

Suárez asegura que “el fracaso de esta terminal se debe a un problema político regional y económico. Tampoco se ha hecho mucho por difundir las bondades de estas instalaciones. Faltó gestión de los ciudadanos, gremios de la producción y de las autoridades”.

En junio del año pasado, Luis Carrera, funcionario de la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) dijo que el Gobierno invirtió en este aeropuerto USD 36 458 000.

Esa inversión y las promesas gubernamentales de volver a este aeropuerto una terminal internacional generan gran expectativa. No obstante, casi un año después, según los empresarios, empezaron las primeras deserciones.

Tame se incorporó al transporte de pasajeros tras la salida de la empresa Saereo.

Esta última operó en la frecuencia Guayaquil– Latacunga–Guayaquil desde julio del 2011 hasta el 26 de marzo de este año.

Un comunicado de esta empresa explica en parte su posición: “No se puede competir con las tarifas aéreas de la competencia. A esto se suma el aumento en el precio de los combustibles que utilizan los aviones”.

El martes pasado, a las 09: 45, llegó a Latacunga el primer vuelo comercial de Tame, que provenía de Guayaquil y que salió a las 08:45. En el avión ATR4250, con capacidad para 48 pasajeros, llegaron 12 personas.

Allí arribaron Joel Hidalgo y su esposa, María Herrera. “Por ser de la tercera edad pagamos USD 54 cada uno”. La ruta de Tame continuó hasta Coca con tres pasajeros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)