7 de January de 2014 15:50

El invierno aumentó la marea y afectó escuelas en Guayas y Los Ríos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Un cielo seminublado, con el sol tratando de abrirse paso, caracteriza la tarde de este martes 7 de enero al Puerto Principal.

Esto tras una lluvia de poco cerca de 12 horas que soportó Guayaquil desde anoche y que, debido a la marea alta, causó que varias calles se aneguen. Los reportes técnicos indicaron que la noche del lunes a las 23:24 la marea alcanzaría su máxima altura, esto es 4,80 metros y que empezaría a bajar hasta las 06:25 de hoy en que alcanzaría la altura normal de marea de 0,70 metros con lo que el agua empezaría a evacuar hacia la ría y esteros.

El invierno comenzó a sentirse con intensidad desde el pasado domingo cuando se produjo una fuerte precipitación al término de la tarde. La lluvia estuvo antecedida por calores intensos que llegaron a marcar 39 grados en los termómetros del norte de la urbe.

Las lluvias con que se inició con fuerza la estación invernal en Guayaquil se sienten en varios barrios populares de la ciudad como en Monte Sinaí, Voluntad de Dios y Bastión Popular.

Calles de tierra convertidas en lodazales caracterizan a esas zonas del noroeste de la ciudad. Pero también en ciudadelas del norte y sur de Guayaquil presentaban calles con charcos.

Según el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, las lluvias se mantendrán en Guayaquil con una intensidad de débil a moderada.

En el sector rural del Guayas se reportaron precipitaciones especialmente en zonas agrícolas de Salitre, Samborondón y Daule. En este último cantón las lluvias causaron algunas afectaciones especialmente en instalaciones educativas.

Producto de la prolongada lluvia la escuela Victoria de Neira se anegó y el agua acumulada afectó material didáctico e incluso productos del desayuno escolar.

En tanto en la provincia de Los Ríos se reportaron lluvias moderadas en varios cantones.

En tanto la Sala Situacional de la Dirección de Gestión de Riesgos de Los Ríos realiza un monitoreo de los afluentes de la provincia. Si bien los caudales de los ríos Catarama y Mocache, han aumentado, aún se conservan en escalas normales y sin causar preocupación.

En Babahoyo algunas calles fueron afectadas por las lluvias, pero con el transcurso de las horas, la situación se normalizó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)