18 de December de 2010 00:00

El inicio del invierno vuelve a ser normal

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Las condiciones de inestabilidad atmosférica en el Litoral, por el aporte de masas de aire húmedo provenientes desde la cuenca Amazónica y el sur de Colombia se mantendrán. Por tanto, para las próximas semanas, se esperan precipitaciones con intensidad variable.

La pertinaz lluvia caída sobre Guayaquil, y varias poblaciones costeras, durante la madrugada y parte de la mañana de ayer, confirmó que el invierno ya llegó.

Para Raúl Mejía, coordinador regional del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) no debe llamar la atención que esté lloviendo en Guayaquil. “Históricamente, en base a registros de 50 años, las lluvias en el Litoral y en la cuenca del Guayas se inician la segunda quincena de diciembre. Lo que pasa es que la última década ha habido una alteración y las lluvias empezaron a producirse la primera o segunda semana de enero”.

Por ello, insistió, este año las lluvias no se han atrasado lo que climatológicamente es normal.

La estación de control del Inamhi, ubicada en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, reportó que sobre Guayaquil, las últimas 24 horas, cayeron 27 milímetros de lluvia. También llovió en La Troncal, Babahoyo, Portoviejo y Esmeraldas.

Ayer, Carlos Naranjo, director ejecutivo del Inamhi, anunció las conclusiones del III Foro Nacional Climático reunido el jueves. En este evento participaron especialistas de 39 instituciones nacionales e internacionales.

Según el documento, en diciembre, durante la etapa de transición, se presentarán lloviznas o lluvias débiles-moderadas en la mayor parte de la región.

“Las precipitaciones serán de mayor magnitud al norte o interior de la región sin descartarse lluvias de mayor intensidad de carácter puntual por efectos muy locales. Los sistemas atmosféricos continentales favorecerán lluvias en todo el país”, dijo.

Evalúa que las probabilidades de lluvias acumuladas por el próximo trimestre (diciembre-febrero) serán normales en gran parte del país, y por encima de lo normal en el centro y sur del Litoral.

En tanto, el Comité Nacional del Estudio Regional Fenómeno El Niño (Erfen), reunido también en Guayaquil evaluó las actuales condiciones océano-atmosféricas y las perspectivas del clima para las regiones litoral e insular.

Según Jorge Cárdenas, presidente del Comité del Erfen, se mantendrán las condiciones de inestabilidad atmosférica en el Litoral. “Estas condiciones están dadas por el aporte de masas de aire húmedo provenientes desde la cuenca Amazónica y noreste del país (sur de Colombia). En consecuencia, se esperan precipitaciones de intensidad variable, especialmente para el interior de la región costera”.

En cuanto al evento de La Niña, que se presenta con condiciones de temperaturas frías en el Pacífico, tiene características de débiles a moderadas. En el Pacífico central y al oeste de Galápagos, aún continúan las condiciones frías.

Por ello, en el caso del Ecuador, el mar no está aportando para que haya lluvias en el Litoral. Caso distinto al de Colombia, donde la influencia de las condiciones mucho más frías en el Pacífico central, genera precipitaciones.

Para Fabio Ramos, técnico del área de Pronósticos del Inamhi en Guayaquil, asociar a La Niña con sequías no es lo correcto. Se trata, dice, de una condición del océano que está conectada con la atmósfera. La diferencia está en si ambas interactúan o no.

“Cuando tenemos en el Pacífico aguas frías y sumamos las aguas calientes del Atlántico, eso hace que haya una teleconexión lo que produce precipitaciones. Pero si ambos están con temperaturas parejas, las lluvias terminan siendo escasas”, explicó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)