27 de May de 2010 00:00

Fumarolas en el Cotopaxi y ceniza en el Tungurahua por lluvias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Centro

Las lluvias ocasionaron la expulsión de ceniza en el Tungurahua, y fumarolas en el Cotopaxi. Ayer, a las 06:12, el volcán Tungurahua lanzó una columna de ceniza y vapor de 7 kilómetros de altura. En Bilbao, El Manzano, Chonglontus y en otras zonas ubicadas cerca del coloso, los bramidos ocasionaron la vibración de las ventanas.

“La Mama Tungurahua está enojada. Los ruidos eran fuertes. La montaña botó otra vez ceniza. En El Manzano cayó el material sobre los cultivos. En mi finca sembré maíz la semana pasada”, dijo la agricultora Olga Baldeón.

La ceniza también cayó en los cantones Guano y Riobamba, en la provincia del Chimborazo.

“El polvo es muy fino y se acumuló en los techos y veredas. Pese a ello, en la mañana la gente no recogió la ceniza ni se protegió con mascarillas o bufandas”, contó la ama de casa riobambeña Sandra Valarezo.

Además de la ceniza, la explosión ocasionó deslizamientos de los flujos piroclásticos. El material es una mezcla de piedras, ceniza, gases y bajó 800 metros desde el cráter del volcán. No hubo lahares o flujos de lodo.

El pasado 1 de enero, el coloso se reactivó tras seis meses de calma. Luego de esa fecha, expulsó ceniza durante más de tres semanas. A partir del 19 de marzo, la actividad disminuyó.

Benjamin Bernard, técnico del Instituto Geofísico, indicó que el aguacero registrado ayer ocasionó que el agua ingresara al volcán, donde hay magma.

“ Por eso salieron las columnas de vapor y ceniza. Otro factor para que ocurriera esto es que desde la semana pasada hay más emisión de gases. La actividad es baja pero con tendencia ascendente”, explicó.

En el volcán Cotopaxi, la lluvia también generó la expulsión de fumarolas. El técnico del Instituto, Sandro Vaca, detalló que el agua se filtró en la montaña.

“Eso se calentó y salió en forma de vapor. Esto no significa que hay un incremento en la actividad del Cotopaxi”, pero no representan riesgos.

La emisión de fumarolas preocupó en Latacunga. “Pensamos que el volcán se reactivó. En las radios dijeron que no teníamos que preocuparnos”, afirmó el agricultor Luis Ramos.

La última erupción fuerte del volcán Cotopaxi ocurrió en 1877. En 1906 se registró una pequeña explosión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)