1 de July de 2013 14:49

Excursiones, una opción de temporada

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El turismo de alta montaña comenzó a incrementarse en Riobamba, Chimborazo. Los andinistas de Alemania, Estados Unidos, Inglaterra, Francia y otros países arriban atraídos por el nevado Chimborazo, de 6 310 metros de altitud. Otros llegan para disfrutar de la naturaleza y de los paisajes.


El pasado 25 de junio, el gigante de hielo y roca, que se encuentra en la ruta Riobamba-San Juan-El Arenal-Guaranda, se veía despejado. Eso emocionó a los turistas ingleses Ann y Ken Lovell. Los extranjeros paseaban en compañía del guía naturista Fabián Freire.


En este tramo se encuentran los principales refugios para la aclimatación antes de ascender al nevado. Uno de ellos es Estrella del Chimborazo. Cuenta con tres cabañas para alojar a 14 personas. Son construcciones de madera, piedra y paja de páramo.


Allí descansa la gente que desea recorrer los senderos hacia el templo Machay, el bosque de Polylepis (árboles de papel) o escalar el Chimborazo. Estas cabañas se levantan a 3 970 m de altitud  sobre el valle de Totorillas.  Ann y Ken son parte de los 100 montañistas que anualmente llegan a este refugio próximo al volcán. Su propietario es Marco Cruz, un experimentado andinista riobambeño. Según él,  no deberían haber temporadas altas ni bajas para practicar alta montaña. “En Ecuador no hay las cuatro estaciones, eso permite subir todo el año”.


El hospedaje cuesta USD 50 por persona y se incluyen la cena y el desayuno. También se oferta el servicio de guías especializados en alta montaña, caminatas y avistamiento de aves. Tras el desayuno, los turistas emprendieron el viaje a los refugios del Chimborazo. Freire explicó que la temporada alta comenzó y el arribo de turistas poco a poco aumentará. En la entrada a la Reserva Faunística Chimborazo hay que registrarse.


Luego de recorrer 8 kilómetros por una vía de tierra y piedras se llega al refugio Hermanos Carrel a 4 800 metros de altitud. En ese lugar,  otro grupo de turistas disfrutaba del paisaje. Philippe Baudot se hallaba entre ellos y se alistaba para caminar hacia la cabaña de los Hermanos Whymper. El guía Carlos Caiza lo dirigía  a él y a otros 11 turistas. Avanzaron hacia el sitio denominado Las Agujas.


Cinco kilómetros más abajo está el valle de Totorillas y la Casa Cóndor.  En ese sitio descansaron los australianos Niki Coxe, Ed Chillow, Hannah Thorpe y otras 16 personas, que en la madrugada escalaron el Chimborazo. María Concha los atendió. “El hospedaje cuesta USD 25 e incluye una de las 22 camas,  cena y desayuno”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)