9 de April de 2014 19:28

Los estragos del invierno se sintieron más en la zona rural de Quinindé

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La tarde de este 9 de abril de 2014, se realizó una reunión extraordinaria del Comité de Operaciones de Emergencias (COE) de Quinindé, en Esmeraldas, ubicada en el norte de Ecuador. En esta se evaluaron los efectos del invierno en la zona rural y urbana del cantón. Allí la lluvia que se presentó la madrugada de hoy y que retomó desde las 14:00, con truenos y relámpagos, puso en alerta a los moradores y las autoridades cantonales y provinciales.

18 sectores del casco urbano y a cuatro comunidades de la zona rural resultaron afectados con inundaciones y deslaves. Según el último reporte de la Sala Situacional de Quinindé, la cifra de los afectados es de 650 familias.

La comunidad San Francisco, en el área rural de Quinindé, está incomunicada. La carretera se desquebrajó. Además en el sector la Pimienta hubo un deslizamiento de tierra que impidió el paso de los moradores del sector. Desde la tarde de este 9 de abril de 2014, maquinaría de la Prefectura arregla la vía, pero la lluvia ha impedido que los trabajos se hagan rápidamente.

En la comunidad San Francisco viven alrededor de 200 personas. En otros sectores, como el Zapotal, se registraron alrededor de 1 000 hectáreas de cultivos anegadas. En general, en la zona rural hay 450 familias afectadas.

En la zona urbana, en barrios como Nuevo Quinindé y 3 de marzo, 150 viviendas se inundaron y sus enseres se dañaron. Entre estos electrodomésticos y muebles. La escuela Maruja Reasco también se afectó. Una de las paredes de un salón de clases se desplomó debido a la fuerza del agua. En el casco urbano hay 200 afectados.

Según Dolores Villegas, directora de la Sala Situacional de Quinindé, una de las alternativas para contrarrestar el invierno es que se declare al cantón en emergencia. Pero el COE aseguró que se analiza esa posibilidad, pero que primero deben conformarse las mesas de trabajo para evaluar las afectaciones y la forma en la que se canalizará la contribución de las instituciones públicas. Esas labores iniciaron hoy y se tiene previsto que mañana 10 de abril de 2014 se levante un informe sobre la situación invernal de Quinindé.

Un grupo conformado por miembros de la Cruz Roja y de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos iniciaron un levantamiento de información en las zonas afectadas. Otro grupo está monitoreando los sectores afectados para evitar percances mayores a los de esta madrugada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)