5 de April de 2014 00:11

La emisión de ceniza no cesa en el volcán Tungurahua

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El volcán Tungurahua registró ayer, 4 de abril, tres explosiones de magnitud moderada a alta. Las emisiones de las dos primeras estuvieron cargadas con ceniza y alcanzaron los tres kilómetros de altura sobre el cráter del macizo.

Sin embargo, la detonación de las 18:10 originó una columna de 10 kilómetros de altura sobre el cráter. Estuvo acompañada por el descenso de flujos piroclásticos que se quedaron en los flancos del volcán, que descendieron por las quebradas de Bascún y del Allupallay.

Pedro Espín técnico del Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT), indicó que los flujos no llegaron a la zona poblada. Pero si se reportó la caída de cascajo del tamaño de un grano de arroz y ceniza fina de color negro en los poblaciones de Pillate, Cotaló, Chacauco, en Tungurahua, y Bilbao y Chonglontus, en Chimborazo.

Iván Ojeda, habitante de la comunidad de Pillate de la parroquia Cotaló, dijo que el sonido de la detonación no se escuchó con fuerza, sin embargo, una nube gigante se levantó sobre el cráter del volcán.

El incremento de la actividad del coloso, hizo que los Comités de Operaciones de Emergencia (COE) de Tungurahua y del cantón Baños de Agua Santa se activen.

Alba Pallo, coordinadora de la Unidad de Gestión de Riesgos de la comunidad Chacauco, en Pelileo, dijo que el personal del Ejército, la Policía y de Gestión de Riesgos recorrió los poblados asentados cerca al volcán. “La idea esa transportar en forma voluntaria a las familias de la zona, pero se quedaron”.

En Chimborazo, hasta las 22:00 de ayer, en Guano se informó de la precipitación moderada de ceniza. Las calles, jardines y tejados se cubrieron con una fina capa de polvo gris.

“Parece que el hongo vino todo con dirección a Guano. Siempre que se reactiva el volcán, aquí cae la ceniza”, contó Natalia Mora.

En Penipe la caída de polvo se inició media hora después, “Escuchamos un bramido muy fuerte. Eso fue lo que nos asustó”, dijo Mayra Barriga, habitante de Puela. Hasta el cierre de esta  edición, en este cantón, no se activó el Comité de Operaciones en Emergencias.

En caso de que la caída de ceniza y las explosiones continúen, los agricultores manejan un plan de contingencia. Disponen de heno y melaza para alimentar al ganado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)