23 de October de 2013 16:36

Diabetes y problemas respiratorios son las enfermedades comunes de Chimborazo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En los hospitales, centros y subcentros de Salud de Chimborazo, las enfermedades respiratorias encabezan la lista de patologías más frecuentes.

En el 2012, 24 910 pacientes recibieron atención médica por una infección en las vías respiratorias.

Sin embargo, la hipertensión y la diabetes tomaron fuerza en estos últimos cinco años.

En el 2011, 384 personas afectadas por diabetes fueron hospitalizadas en la provincia, mientras que el 2012, 1 936 pacientes recibieron ayuda médica por esta misma causa. A esto se suman los casos de hipertiroidismo que afecta a niños, jóvenes y adultos, especialmente del cantón Penipe.

Christian Silva, coordinador del departamento de Vigilancia de la Salud de la zona 3, también se refiere a un incremento alarmante de personas  con diabetes. Por eso, afirma, trabajan en el diagnóstico temprano de esta enfermedad.

El objetivo es detectar a tiempo el pie diabético, que es una de las complicaciones más graves de esa enfermedad. Esta deteriora los vasos sanguíneos de las extremidades e incluso puede llevar a la amputación de las mismas.

“Para tratar el pie diabético, desde este año, los hospitales fueron dotados de medicamentos y se aplican nuevos tratamientos. La idea es que la gente mantenga un control de su patología y una buena alimentación”, indicó Silva.

Pero las enfermedades respiratorias causan estragos en Penipe. Mauricio Jaramillo, habitante de ese cantón, prefiere quedarse en casa durante una reactivación del volcán Tungurahua. Hace cinco años sufre de problemas respiratorios. La ceniza del coloso le afecta. En ocasiones seguidas siente la falta de oxígeno en sus pulmones.

El martes 15 de octubre, Jaramillo acudió al hospital del Centro de Desarrollo Humano, Cultural y Economía Solidaria (Cebycan-Ces). “El pecho se me tapa y en ocasiones me duele la garganta”, le cuenta a Nancy Mancero, médico de esa casa de salud.

La especialista determinó que Jaramillo sufre de un cuadro de alergia, que se agravó con la inhalación del material volcánico. Para ayudarle en la respiración le envió a la sala de fisioterapia para que se someta a una nebulización.

Aseguró que las enfermedades respiratorias como faringitis, amigdalitis, bronquitis, neumonía y alergias pulmonares prevalecen.

Asimismo, desde el año pasado, se incrementaron en un 25% los casos de pacientes con alteraciones de la tiroides. La tos seca es uno de los síntomas. Por eso deben someterse a exámenes de la tiroides, eco tiroides y de sangre.

Cuando se detecta la patología  son transferidos al hospital de Riobamba. “Hace falta hacer un estudio para saber qué está sucediendo. No es normal que pacientes con peso normal tengan estos problemas graves”.

Eso le preocupa a Jaramillo. Despacio se dirige en su silla de ruedas a donde Elizabeth Ortiz, fisioterapista. La joven prepara el equipo. Luego coloca una mascarilla que le cubre la nariz y la boca.

A este procedimiento se someten las personas que no pueden respirar a causa del polvo volcánico. “Esto ayuda a que los pulmones se abran e ingrese más oxígeno y alivie al paciente”, explica.


Lo que debe saber

Penipe es el cantón de  Chimborazo más  afectado por la ceniza del volcán Tungurahua, que entró en erupción en 1999. Hace 30 años tenía altos índices de cretinismo. Con el apoyo del Programa Cebycan-Ces, se erradicó esta afección.

En lo que va del año, en la zona 3, que incluye a Cotopaxi, Tungurahua, Pastaza y Chimborazo, se reportaron 120 casos de personas infectadas con el virus de la influenza AH1N1.

Para prevenir  más casos de AH1 N1, el mes próximo se inicia una campaña de vacunación. Los adultos mayores, trabajadores de hospitales, menores de 17 años y más, recibirán la inmunización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)