1 de June de 2013 00:02

Un deslave sepultó a un campesino en Lita

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Hoy será sepultado el cuerpo de Zoilo Revelo, de 43 años, quien falleció tras ser atrapado por un deslave de tierra que cayó la noche del jueves último.

Ayer, el cuerpo del campesino fue rescatado por sus vecinos en una quebrada de la parroquia de Lita, en el cantón Ibarra.

Un alud lo arrastró aproximadamente 600 metros, mientras circulaba en una motocicleta por la vía que conecta el caserío de río Verde con Lita. El percance ocurrió a las 18:00, dijo Hugo Aguirre, presidente de la Junta Parroquial.

También aseguró que en esta zona subtropical de Imbabura llueve fuertemente los últimos días. Hernán Parreño, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), confirmó que hasta ayer (jueves) llovió 22 días con intensidad.

Al parecer, esta habría sido la causa para que una parte de una loma, de 100 metros de altura, se desprendiera y provocara la inmediata muerte de Zoilo Revelo.

Graciela Cedeño, moradora de Río Verde, comentó que minutos antes, el campesino fallecido la visitó en su casa, ubicada en la comunidad de La Colina.

"Zoilo y mi esposo Luis Chamorro eran muy amigos y hacían negocios juntos. A las 18:30 se despidió. Nunca pensé que sería la última vez que lo vería".

El cadáver fue rescatado ayer, a las 08:30, tras permanecer toda la noche bajo el lodo. La lluvia y la oscuridad de la noche no permitieron labores de rescate, según Irma Caicedo, vecina de Río Verde.

Unos 20 campesinos, junto a cuatro policías de la zona, localizaron al fallecido. El cuerpo estaba desnudo y tenía huellas de golpes.

[[OBJECT]]

David Chuquizán, funcionario de la Junta Parroquial, recordó que la alerta la dio Segundo Morán, propietario de una finca de Río Verde, ayer a las 06:00. La gente estaba alarmada.

Desde Ibarra, el Cuerpo de Bomberos despachó tres unidades de rescate. Una de ellas equipada con perros de búsqueda.

Hasta ayer en la tarde, en Lita corría el rumor que también había una persona desaparecida. Se presumía que se trataba de Luis Chamorro, pues siempre andaban juntos, aseguraron sus vecinos.

Gerardo Revelo, padre del fallecido, colaboró en la búsqueda que empezó a las 06:30. "Mi hijo era soltero y se dedicaba a la ganadería con lo que nos mantenía a su madre y a mí. Ahora que murió no sé qué vamos a hacer".

El hombre desconsolado viajó a Ibarra junto al cuerpo de su hijo. Hasta el cierre de esta edición (15:30) esperaban que se le practicara el examen forense en el Hospital San Vicente de Paúl.

La carretera lastrada en donde ocurrió el accidente es de segundo orden. Es el único acceso a las comunidad de Río Verde, Cristal, La Colina, entre otras.

Según los moradores, los derrumbes son frecuentes en la zona sobre todo en época invernal. Raúl Morillo, quien trabaja desde hace dos años en el transporte de personas en una camioneta de Lita a Río Verde, asegura que la maquinaria de la Junta Parroquial suele quitar los escombros y abrir el paso.

Jorge Terán, director provincial de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, explicó que este es el primer incidente de consideración que ocurre en Imbabura.

Recordó que en las primeras semanas de mayo también se produjeron inundaciones en la parte sur de la ciudad de Ibarra. Las lluvias incluso destruyeron los muros de gaviones del proyecto de escorrentías que impulsa el Municipio local. El objetivo es evitar que el agua que baja por cinco quebradas anegue zonas como el barrio Pilanquí y el ex aeropuerto, en donde se construye un parque.

La parroquia de Lita está atravesada por la carretera Ibarra-San Lorenzo. Uno de los problemas en esta arteria son las constantes caídas de rocas y tierra.

Terán aseguró que las vías de la provincia están habilitadas. En tanto, Zoilo Revelo fue velado ayer en la iglesia Adventista de Lita.

13 km Esa es la distancia de la vía entre Río Verde y Lita, en Imbabura.

Tres heridos por deslaves en la Sierra Centro

En las últimas 24 horas, los deslaves causados por las fuertes lluvias en la región Sierra Centro afectaron algunas carreteras.

En Tungurahua, un kilómetro de la vía Baños-Puyo fue obstruido por tierra y piedras en el sector La Merced, en la parroquia Río Verde. El incidente ocurrió ayer, a las 04:00 y afectó a un vehículo Chevrolet, de placas PBC-9714.

Sus tres ocupantes resultaron heridos. Según el policía Héctor Lluay, de Baños, ellos fueron trasladados al Policlínico de la parroquia Shell en Pastaza.

El Ministerio de Transporte y Obras Públicas ubicó dos volquetas, una retroexcavadora y una patrulla de caminos para atender otras emergencias, pues las precipitaciones continúan.

Marco Proaño, director del Ministerio en Tungurahua, indicó que el agua se acumuló en la parte alta de la montaña lo que provocó el descenso de material. "La maquinaria de la compañía Verdu SA ayudó en la limpieza de la vía".

El paso se habilitó al mediodía de ayer en ambos carriles.

En Cotopaxi, en cambio, el tránsito vehicular está suspendido en el sector El Guango, en el km 107 de la vía Latacunga-La Maná. Las fuertes lluvias produjeron un deslizamiento que bloqueó un tramo en donde se ejecutan trabajos de ampliación y de rehabilitación.

Marco Amaya, director del Ministerio de Cotopaxi, explicó que hay que remover aproximadamente 10 000 metros cúbicos de piedras y tierra. No precisó una fecha de reapertura.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)