11 de July de 2010 00:00

Otro derrame de petróleo contaminó al río Teaone

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Esmeraldas

Un derrame de petróleo afectó, otra vez, al río Teaone, en Esmeraldas. La descarga de crudo tuvo su origen en la Refinería Estatal.

“Era una capa gruesa y espesa que se fue disolviendo poco a poco hasta volverse más ligera”, comentó Jhoao Quintero, vecino del barrio Propicia 4.

A las 16:00 de ayer, el espejo de agua y las orillas del río continuaban cubiertos del hidrocarburo. En el sector se percibía un fuerte olor a combustible.

Los representantes de la Refinería se negaron a dar declaraciones. Hasta el cierre de esta edición no se determinaba la cantidad de crudo que se derramó.

Extraoficialmente se conoció que el derrame se originó en uno de los tanques de almacenamiento de crudo. El sistema de recolección de desechos también fue sobrepasado por el petróleo, que recorrió el canal de descargas hasta llegar al río Teaone.

“El plan de contingencia de la Refinería no se activó y tampoco se actuó a tiempo para detener el esparcimiento por el cauce del río, por eso ha ocurrido este desastre”, dijo Juan Montaño, vecino de uno de los barrios afectados.

Un estudio del Ministerio del Ambiente determinó, en el 2008, que este río es uno de los más contaminados.

Técnicos de la planta industrial colocaron una delgada barrera a la altura de la Propicia 1. Esa medida no pudo impedir que el crudo continúe aguas abajo hasta llegar a la desembocadura del río.

Los barrios más afectados fueron La Tolita 1, Tulipanes, La Concordia y La Propicia 1, 2 y 4.

Los moradores de estos barrios utilizan el agua del río para bañarse y lavar, principalmente.

“Estamos en peligro”, aseguró Liliana N., una niña de 11 años, que vive en La Propicia 4.

Para ella, la diversión en el río junto con sus amigos, es solo un recuerdo. Hace dos años, sus padres la prohibieron bañarse en el afluente, por la contaminación.

Mientras la niña hablaba, Quintero no ocultaba su indignación. “Estamos cansados de tanta contaminación y las autoridades no actúan para acabar con este atentado a nuestra salud”.

En este año, es el tercer derrame de petróleo que se genera en la Refinería y afecta al Teaone. El primero ocurrió en el mes de febrero y el segundo, en marzo.

En ninguno de los dos casos hubo sancionados por el daño ambiental. Juan Montaño, director de gestión ambiental del Municipio de Esmeraldas, reconoció que no han obtenido respuesta de las denuncias presentadas al Ministerio del Ambiente.

En los derrames anteriores, el Cabildo recogió muestras del agua contaminada para sustentar los informes que fueron enviados al Ministerio del Ambiente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)