10 de February de 2014 00:02

El dengue se previene en Esmeraldas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Antes de que los enfermos con dengue o paludismo aumenten, los barrios de Esmeraldas hacen minga contra el zancudo, transmisor de esos males.

En este año, la 'Provincia Verde' registra pocos casos de esas enfermedades frente a Morona Santiago, que encabeza las estadísticas.

Los primeros enfermos se han presentado en el cantón San Lorenzo y en la ciudad de Esmeraldas. En los otros cinco cantones aún no hay reportes.

Los vecinos de la capital provincial tienen la asesoría de 80 técnicos del Servicio Nacional de la Erradicación de la Malaria (SNEM). Ellos recorren la urbe para enseñar a los habitantes la importancia de eliminar los posibles criaderos del mosquito. Este aparece con las lluvias de invierno que se iniciaron con fuerza en enero.

Los técnicos organizan a los vecinos en mingas y fumigan con tubos termonebulizadores los sitios considerados de riesgo. Esos equipos emanan un químico que no es peligroso para el ser humano pero resulta mortal para los mosquitos. El equipos es transportado en camionetas y cuando son activados se pide a los pobladores que se mantengan fuera del alcance, por procedimiento.

Esta actividad se ha focalizado en los barrios del sur. Ahí se registró el 70% de 200 casos.

La hija menor de Rosa Quiñónez fue una de las afectadas. Estuvo grave, porque la enfermedad no fue detectada a tiempo y fue automedicada. "Pudo morir", reconoce su madre. "Por suerte las brigadas de la Malaria llegaron al barrio luego de lo ocurrido y lo detectaron".

Ahora la niña se encuentra bien. La experiencia le dejó una lección: no dormir sin toldo. Por eso cada noche lo coloca para evitar que los mosquitos la contagien. "Estoy más tranquila, pero todavía me da miedo enfermarme otra vez".

Los principales síntomas del paludismo son fiebre, escalofrío y dolor de cabeza.

El técnico del SNEM, Julio Arroyo, asegura que las lluvias del invierno tienen doble efecto en las enfermedades. Cuando hay precipitaciones, las gotas hacen que el agua en baldes, llantas y demás criaderos se mueva y destruya los huevos del mosquito transmisor.

Pero cuando deja de llover viene el problema, porque el agua se empoza. De ahí la importancia -dice- de impulsar mingas constantemente.

Para la directora Provincial de Salud, Bernarda Salas, las campañas que se han impulsado en los últimos años han dado buenos resultados.

Ecuador, por ejemplo, se encuentra en una curva descendente y a punto de eliminar el paludismo. Incluso la Organización Panamericana de la Salud otorgó el premio Campeón de la lucha contra el paludismo de las Américas, en el 2012.

[[OBJECT]]

Este año, la mayoría de casos de Esmeraldas está en la frontera, en el cantón San Lorenzo. Por eso se ha reforzado el trabajo de prevención y fumigaciones en esa zona.

El exjefe del SNEM, Julio Cevallos, dice que el principal problema aún es la falta de concienciación de las personas. "No se entiende el peligro de mantener en los patios las botellas, llantas y floreros llenos de agua. Estos son los principales focos de propagación. Hay que seguir trabajando en esto".

Según las autoridades de salud, el zancudo pica durante las horas del día, reposa en paredes frías, plantas o ropa húmeda tendida. Se esconde bajo las camas, tras cuadros, adornos, entre otros. Vuela aproximadamente 100 metros.

En el país, las provincias con mayor incidencia de casos en las primeras tres semanas del año son Morona Santiago, Guayas y Los Ríos. Esmeraldas ocupa el quinto lugar. Hasta enero hubo 407 casos reportados.

En contexto 

En cada invierno, el principal problema de salud de los habitantes de esta provincia de la Costa es la aparición del zancudo que transmite las enfermedades del dengue y paludismo. Actualmente se hacen campañas de prevención, como evitar fuentes de agua destapadas y fumigar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)