20 de December de 2010 00:00

Cultivos y casas están afectados

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sierra Norte

Efrén Benavides, gobernador de Carchi, informó que la parroquia de Chical está incomunicada desde ayer por los derrumbes y hay familias damnificadas albergadas.

Hoy se tiene previsto realizar un informe completo de las emergencias en la provincia.

Fausto Ruiz, alcalde de Mira, dijo que hoy se reunirá con los concejales y ciudadanos para declarar el estado de emergencia en el cantón debido al deslave que afectó a 13 casas en La Loma, parroquia La Concepción y a los problemas ocasionados por el desborde del río Santiaguillo.

“Intentamos salvar el puente que conecta Santiaguillo con Santa Ana, pero no tenemos la maquinaria. El 60% de los techos de las casas está hundiéndose y afectado por las filtraciones”.

Además, hay daños en la agricultura. Por ejemplo, las 6 hectáreas de arveja, cebolla paiteña y papa que sembró Mesías Armas se pierden entre el lodo.

El campesino de 30 años reside en Bolívar. Miraba con impotencia cómo el granizo y las lluvias fuertes azotaron sus cultivos. “Las plantas se pudren porque hace poco sol en la mañana y llueve toda la tarde y noche”.

Armas recordó un panorama similar hace más de una década. “En 1999 llovió por siete meses continuos y todo se perdió. Ahora ya son dos meses de agua. El invierno no da tregua”. Es padre de tres hijos y la agricultura es su única fuente de ingresos. La Cooperativa Pablo Muñoz Vega le dio un crédito por USD 10 000 y en marzo debe cancelar la primera cuota. La misma situación se repite en el 90% de habitantes de Bolívar, ya que es un cantón agrícola. Ramiro Herrera tiene su parcela en Cuesaca, pero las zanjas que se abrieron en su terreno no le permiten salvar la producción. Este año ha sido pésimo para los agricultores, dijo

“Nadie nos ayuda”, se queja Herrera. Si el tiempo les acompañaba, iban a comercializar los productos en febrero. Como eso no ocurrirá temen que habrá desabastecimiento en el mercado.

Al agricultor Andrés Pozo le inquietan sus deudas. El Banco de Fomento le dio un préstamo hipotecario de USD 15 000 y debe cancelar cada seis meses. “Pensé aprovechar los precios pero todo salió al revés. No sé qué hacer”. Pozo dice que hace dos semanas la gruesa capa de granizo (10 cm) cubrió las plantas.

Los agricultores piden ayuda a las autoridades. El concejal Leo Cabrera dijo que los cultivos de arveja, cebolla y papa están perdidos en un 90%. Por eso hace 15 días convocó a las autoridades, pero no asistieron. El único que sí acudió fue un representante del Ministerio de Agricultura. Se solicita que se declare al cantón Bolívar y a Carchi en estado de emergencia por el fuerte temporal. Esperan una respuesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)