8 de August de 2010 00:00

En Cuenca, la basura tiene que colocarse en parrillas de hierro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Cuenca

La población cuencana está obligada a instalar en las paredes externas de sus viviendas parrillas de hierro para colocar las fundas de desechos. Para que esta acción sea efectiva, la Empresa Municipal de Aseo de Cuenca (EMAC) hará cumplir una ordenanza municipal

Mario Orellana, funcionario de la EMAC, señala que la presencia de perros en las calles y la escasa cultura de contribuir al aseo de la urbe determinaron que se coloquen 76 000 parrillas en los barrios de Cuenca, excepto en los del Centro Histórico de la urbe.

Desde este lunes un equipo de profesionales de la EMAC iniciará una campaña de difusión y notificación en las casas, locales comerciales, restaurantes y negocios, ubicados en 32 zonas.

El plazo para colocar las parrillas será de 30 días. Luego de este tiempo las personas recibirán una multa que irá desde USD 20 hasta 100, según contempla la ordenanza municipal.

Los ciudadanos podrán contratar la elaboración de las parrillas en tres entidades como son el gremio de mecánicos 5 de Noviembre del Azuay, el Colegio de Ingenieros Mecánicos y el Centro de Protección de Discapacitados del Azuay (Ceprodis).

Gonzalo Arpi, presidente del gremio de mecánicos 5 de Noviembre, dice que se ha establecido un modelo unificado de parrillas cerradas. El costo por la elaboración e instalación será de USD 14,80. Se colocarán a un 1,30 metros de altura del piso para que no impidan el paso del peatón.

Otras ciudades del Austro que cuentan con una ordenanza para la recolección de basura son Loja y Morona Santiago.

Mauricio Falconí, jefe de Higiene de la Municipalidad de Loja explica que desde el 2000 la población coloca la basura orgánica en tachos de color verde; los desechos inorgánicos van a un tacho de color negro.

La ordenanza lojana contempla que si se incumple con lo dispuesto se impondrá una multa que va desde USD 5 hasta 95.

Ese mismo sistema de recolección de basura tiene el Municipio de Morona Santiago, desde el 2003. Marcelo Chuqui, funcionario del organismo, cuenta que la multa por incumplir la normativa es de USD 25 hasta 125.

Mientras que el Municipio de Cañar no cuenta con ningún tipo de ordenanza que regule el tema de la basura en la ciudad.

Según Ramiro Padilla, de la Unidad de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Cañar, se está realizando un proceso de mancomunidad junto con los cantones vecinos de Suscal y El Tambo. El objetivo es trabajar sobre un eje ambiental y además construir un relleno sanitario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)