23 de May de 2013 16:55

Un colegio y un busto en honor a Jaime Roldós

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4

El colegio se creó sin nombre y permaneció así durante dos años. Entonces, en 1982, se decidió bautizarlo como Jaime Roldós Aguilera.

La idea fue de Bolívar Chuquilla, el primer rector. “Era un referente de la época. Su muerte nos golpeó duro porque a pesar de su corta administración subió los sueldos al magisterio y su juventud hacía que empatara con los estudiantes. Era muy querido”.

Carmen Sevillano, docente en la institución desde hace 26 años, recuerda que el expresidente era carismático y retórico. Eso también le hizo ganar adeptos. “Yo lo seguía y por eso ahora me siento orgullosa de trabajar en la institución”. Ella con frecuencia visita el busto que se levantó en Santo Domingo de los Tsáchilas, para rendirle homenaje.

Está ubicado entre la avenida la Paz y Santa Rosa, en el sector conocido como el Indio Colorado. Ahí se efectuará un acto especial hoy. Los abanderados serán proclamados y se hará la incorporación de bachilleres del plantel.

Está previsto que los estudiantes coloquen una ofrenda floral. “Él (Roldós) y nuestros estudiantes merecen que recordemos su fallecimiento con un homenaje a su trabajo”, dijo Marcelo Guamaní, vicerrector.

Andrea Olaya, de 17 años, cursa el tercer año de bachillerato. Lo que conoce de Roldós lo ha aprendido de los libros y las clases de historia del Ecuador. “Estoy orgullosa de prepararme aquí”. En la institución conoció, por ejemplo, lo que ocurrió con 33 alumnos del plantel, durante la Guerra del Cenepa. Ellos tomaron las mochilas, abandonaron las aulas y se enlistaron en el Ejército.

“Siempre promovió principios patriotas y transmitió eso a la gente”, recordó José Villafuerte, docente desde hace 32 años.

El nombre del expresidente es evocado en los principales actos de oratoria que se dan en la provincia. Sevillano dice que hace tres años incluso organizó una conferencia sobre la vida, obra y muerte de Jaime Roldós, como parte de un homenaje. “Para nosotros es como un patrono. Al momento de hablar de él se me escaparon las lágrimas. Su muerte aún es sentida, por lo inesperada y repentina que fue”.
La institución tiene cuatro especialidades: aplicaciones informáticas, instalaciones y maquinarias eléctricas, mecanizado y construcción y electromecánica automotriz. En este año se graduarían 120 bachilleres. El colegio tiene 1 200 estudiantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)