31 de July de 2010 00:00

Camine por la ruta al cantón Pelileo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Sierra Centro

Rodolfo Real, de 75 años, estuvo en el terremoto de 1949 que destruyó Pelileo. Llegó a ese cantón tungurahuense para ver cómo ha cambiado desde entonces.

Es el primero en acercarse a la carpa azul del Comité Turístico de Tungurahua , en el céntrico parque del cantón Cevallos. Allí le reciben seis guías, que lo llevarán por las Rutas Agroecoturísticas de Tungurahua Ambato-Pelileo.Este proyecto nació en el 2006 con el fin de promocionar una parte de los 280 atractivos turísticos de los nueve cantones tungurahuenses.

Tienen cinco rutas agroecoturísticas hacia los cantones Píllaro, Patate, Pelileo, Cevallos-Quero y Ambato.

Poco a poco, arriban 13 personas más. Son madres, hijos, esposos y abuelos con sus amigos.

A las 08:30 de un domingo suben a la buseta. La primera parada, 20 minutos después, está la Feria Artesanal de Salasaca. En las tiendas cubiertas con plástico hay multicolores tapices, gorras, ponchos y más artesanías confeccionadas en los pequeños talleres.

El recorrido continúa hacia el mirador de La Cruz en Cotaló. El trayecto dura 40 minutos. Desde ahí se observa a la ‘Mama’ Tungurahua.

El viaje sigue hacia Huambaló conocido desde 1940 por la manufactura de muebles de calidad. En Pelileo les aguarda la feria de comidas. El cuy asado con papas cocinadas en salsa o fritada con mote son los platos preferidos por los turistas.

Luego, en el barrio El Tambo, los viajeros recorren decenas de almacenes. Miran, regatean y compran pantalones, chompas y vestidos confeccionados con tela jean.

Rodolfo Real, sin abandonar su sonrisa, se pasea por las vitrinas. Busca el pantalón perfecto que le permita recordar por largo tiempo su participación en aquella ruta turística.

Recuerde

Si viaja a Pelileo no olvide llevar ropa abrigada: botas, gorro, bufanda, chompas y guantes. Las noches son muy frías. También incluya una cámara de fotos y los binoculares.

La actividad del volcán Tungurahua se mantiene moderada. Por eso no existe riesgo para el turista y se convierte en un atractivo.

En la noche puede ir a divertirse en los bares de Baños, ubicados a 30 minutos del centro del cantón Pelileo.

Los taxis realizan recorridos hacia ese cantón, previa contratación. Los recogen con una llamada al celular.

El parque La Moya, ubicado en Pelileo Antiguo, ofrece juegos para niños, paseos en lancha en la laguna, recorridos en caballo y la piscina temperada. El costo es de USD 3 adultos y USD 1,50 niños y tercera edad.

No olvide llevar dinero extra para comprar artesanías en Salasaca, pantalones jeans y camisetas en el barrio El Tambo, en el centro de Pelileo. Además, los muebles en Huambaló.

En Pelileo encuentra pantalones en todas las tallas desde los USD 5. Las chompas jeans se consiguen entre USD 15 y 25. Los vestidos en esta tela y las camisetas de algodón también son muy demandadas.

En Salasaca, los tapices cuestan según su tamaño. Los más pequeños (20 cm x 35 cm) valen desde USD 15. Los grandes (2 m x 3,50 m) USD 200. El valor depende del producto elaborado.

Qué más hacer

Si prefiere quedarse en el sector, puede hospedarse en Salasaca. El hostal Runa Huasi ofrece estadía en habitaciones construidas con madera y piedra.El precio es de USD 12, con desayuno.

Además, puede hospedarse en Ambato o en Patate. En esas ciudades hay hoteles desde USD 10. Las hosterías en las afueras de la capital de Tungurahua n valen de USD 80 a 130 por noche .

En Pelileo encuentra las comidas típicas en la calle principal del poblado. El plato tradicional de allá es el cuy asado con papas en salsa y la fritada con mote.

La distancia de Quito a Pelileo es de 153 kilómetros. La carretera está en buen estado. Hay que pagar dos peajes, cada uno de USD 1. Si viaja en bus, lo puede tomar en Ambato. El pasaje cuesta USD 0,40.

En Pelileo también se efectúan las rutas ecoturísticas de las Wakas. Es un recorrido por los lugares sagrados de los Incas Punta Rumy y Diablo Cama y por el camino de Rumiñahui.

El viaje se realiza en caballo o a pie. En este camino se observa al Tungurahua, al Chimborazo, al Carihuairazo, al Cotopaxi y al Altar.

Para los recorridos es recomendable que lleven un refrigerio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)