10 de April de 2012 14:29

Alto índice de insuficiencia renal crónica en Esmeraldas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 3

Hace dos años le diagnosticaron una insuficiencia renal crónica. Carmen Castillo debe acudir tres veces por semana a terapias de hemodiálisis. Cada sesión dura cuatro horas. Son las peores de su jornada diaria. Carmen tiene una parálisis en el 60% de su cuerpo. Por eso debe utilizar una silla de ruedas. Su hija le ayuda para que pueda subir al aparato. “La enfermedad avanzó y no tuve dinero para enfrentarla”, señala la mujer.

En Esmeraldas, la insuficiencia renal crónica es una de las enfermedades catastróficas más frecuentes entre los pacientes diabéticos e hipertensos.

La Red de Protección Social (del Estado) patrocina a personas y hogares que deben asumir un tratamiento de ese tipo. Lo hace a través de su atención y el financiamiento. Castillo es una de las beneficiarias con el plan.

En Esmeraldas hay 52 personas con insuficiencia renal crónica. Desde hace dos años están recibiendo medicinas y el tratamiento en tres clínicas de hemodiálisis de la ciudad.

El Estado paga por su tratamiento hasta USD 1 200 al mes. Los USD 400 que ganaba mensualmente por vender pescado no le alcanzaban para cubrir los gastos. Eso la obligó a hacer el trámite, ante el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), para ingresar al programa.

El coordinador de la red en Esmeraldas, Guillermo Arizala, dice que la segunda enfermedad catastrófica más frecuente es el cáncer. En la actualidad dos personas son beneficiadas.

Según Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca-Esmeraldas), cada año se detectan 300 nuevos casos de cáncer en la provincia. El 70% es cérvico-uterino. Estos no son atendidos por la Red.

Arizala explica que es porque las personas a las que se les detecta prefieren acudir directamente a Solca de Portoviejo, Manabí, Quito o Guayaquil.

Una de las dos personas que se quedaron en Esmeraldas es la señora Jesús Montaño, de 54 años. En un examen rutinario de papanicolaou se le detectó cáncer uterino, hace dos años. “Desde entonces estoy en tratamiento, pero recién me entero que hay la Red”.

Según Arizala, hace falta difusión de este beneficio que podría ayudar a decenas de mujeres con cáncer en Esmeraldas. “No sé si el Estado tenga el dinero para atender los tratamientos costosos”.

La directora del MIES en Esmeraldas, Calima Gómez, dice que coordinan con el hospital Delfina Torres de Cocha y Ministerio de Salud para atender los casos. En la semana anterior, dos personas más ingresaron a este programa.

De acuerdo con las cifras del Programa de Enfermedades Catastróficas, en el 2011 se atendió a 53 pacientes con insuficiencia renal; 44 siguen en la Red, ocho fallecieron y uno más interrumpió el tratamiento.

Desde este año se atiende a 34 pacientes con problemas renales. De ellos 12 terminaron el tratamiento, dos lo interrumpieron y uno se reabrió. Dos pacientes con cáncer están en espera de ser incorporados a la Red.

El nefrólogo Nelson Medina dice que el alto índice de casos de diabetes e hipertensión arterial en Esmeraldas vuelve propensa a la población a tener problemas renales. Se suman los malos hábitos alimenticios.


Para la prevención

El riesgo de adquirir una enfermedad renal puede reducirse si no abusa del consumo de huevo, leche y bebidas gaseosas.

Si tiene indicios o padece de hipertensión o diabetes será más propenso a las enfermedades renales. Tiene que hacerse controles permanentes.

Los médicos dicen que también el consumo de tabaco hará que la enfermedad renal empeore con mayor rapidez.

53 personas recibieron ayuda del Estado para sus tratamientos durante el 2011, en Esmeraldas. Una paciente falleció.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)