8 de July de 2013 12:53

Al páramo lo cuidan 30 000 familias de Chimborazo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La conservación de 181 hectáreas de páramo y pajonales permite a 74 familias de la comunidad Atapo El Carmen disponer de agua todo el tiempo, incluso durante el verano. Aprovechan para regar sus cultivos de papas, habas, zanahoria, remolacha y los extensos pastizales para el ganado.


La comuna está ubicada en la parroquia Palmira del cantón Guamote, en Chimborazo. A ese poblado, formado por un grupo de  casas de bloque con techo de zinc y teja,  se llega por una vía de tierra. Hace un año, los habitantes de la zona alta dejaron el riego por  inundación. Con el apoyo de los técnicos del Consejo Provincial se tecnificaron. Ahora con aspersores bañan sus pastos y cultivos.


Segundo Rivera, vecino del sector, cuenta que antes tenía agua de regadío cada 15 días. Esto les causaba inconvenientes en la época de estiaje. “No había yerba para los animales y solo cultivábamos cebada y chochos. Pero ahora sembramos de todo”. Con las tuberías y mangueras irrigan sus sembradíos a cualquier hora. Además, notaron que hay un ahorro del 50% del recurso hídrico. Rivera cuenta que “pese a que todos regamos al mismo tiempo, el caudal se mantiene. El agua proviene de un reservorio de 500 metros cúbicos ”.


En los ocho meses que duró la edificación del reservorio, Rivera participó en más de 100 mingas. Colocaron la tubería plástica y colaboraron con el transporte de los materiales para la obra.

Rivera es una suerte de  guardián  de los páramos e impide que los animales ingresen a esta reserva.  José Guaraca, ex presidente de la comuna, también le ayuda. “Hace más de 20 años este páramo contaba con 463 hectáreas. Pero ahora nos quedan 181 por causa del avance de la frontera agrícola. Sin embargo, nos hemos propuesto proteger y aumentar estos terrenos con reforestación”.


Con ayuda del Gobierno construirán el cerco que impedirá el ingreso de animales y de los moradores. “Eso nos garantizará el agua todo el tiempo para los cultivos”, añade Guaraca. A la par, el Consejo Provincial de Chimborazo trabaja en la conservación de los páramos. Al menos 80 000 hectáreas son protegidas por las comunidades. Eso garantiza el agua por medio de 100 canales de riego y acequias. Estas se construyeron cerca de las microcuencas como la de los ríos Chimborazo, Blanco, Cebadas, Atapo-Pomachaca y Guarguallá.  


Carlos Bonilla, coordinador de Gestión Ambiental de la Prefectura, indica que en el proyecto de conservación participan 30 000 familias. “Estos grupos recibieron capacitación en  siembra de agua y el manejo del páramo. La inversión es de USD 4 millones que donó el Fondo Mundial para el Medio Ambiente”.


El martes pasado, los moradores de la comuna Santa Cruz II de la parroquia Palmira se unieron a sus vecinos de  Quichalán, Santa Cruz I y Palmira Centro  para observar el avance de la construcción de  cuatro reservorios para almacenar  3 000 m3 de agua para riego.


Francisco Chimbolema, presidente de los regantes, asegura que por fin contarán con riego por aspersión. Se benefician  500 familias y “con el agua aspiramos a subir de 400 a 520 hectáreas con riego. Serán 112 litros por segundo para las cuatro comunas”.


Los sistemas de Atapo El Carmen y Santa Cruz II son parte de los 58 sistemas intervenidos por el Consejo Provincial. Wilson López, coordinador del Proyecto de Inversiones de Desarrollo, dice que en el 2009 el Banco Mundial le prestó USD 15 millones a la Prefectura.  “USD 5,5 millones se gastan en tecnificar el riego parcelario,   mejorar los sistemas de captación y en revestir canales. Esto beneficia a 7 000 familias dueñas de 10 000 ha productivas. El plan concluirá en junio del 2014”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)