2 de April de 2013 17:59

20 personas esperan por un órgano en Tungurahua

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La vida de José Rojas se complicó hace un año y medio en Ambato. En el 2011,  un médico le diagnosticó hipertensión arterial que le afectó el funcionamiento de sus riñones.

Ahora, a sus 63 años, espera por un trasplante que hace mucho fue calificado de urgente. Mientras aguarda un donante compatible, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social le facilitó una máquina para que se practicara las diálisis en su casa.

Se trata de un filtrado artificial de la sangre para retirar los elementos tóxicos.

“Cada día, a las 19:00, me conecto durante ocho horas. Al principio fue muy difícil porque no podía descansar, hoy me acostumbré, pero no me resigno a vivir así”, explica este agrónomo jubilado.

Sin embargo, no todos tienen   la suerte de contar con un aparato portátil. En el Centro Médico Baxter, situado en las calles Bolívar 0261 y Pedro Castro, 25 personas acuden a diario por una diálisis.

“Ya no tengo edad para un trasplante, pues este solo se puede hacer hasta los 65 años y yo tengo 71. No me imaginé terminar mi vida enfermo”, dice Mario Ramírez.

A este centro médico privado llegan enfermos de la Sierra Centro. Ellos son enviados de los hospitales estatales y el Ministerio de Salud les paga el tratamiento. La mayoría, por su edad, ya no es candidato para la cirugía.

Así lo explica su administradora Aimeé Salgado. “Algunos cumplieron los 65 años esperando por un donante que no llegó”.

En Ambato, la práctica de donar órganos y tejidos todavía no echa raíces. Tampoco hay centros médicos especializados para efectuar estas intervenciones, excepto la Clínica Central que es la única con el aval del Instituto Nacional de Donación y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células (Indot) para practicar el cambio de córneas.

En esta provincia, según el Indot, 20 personas necesitan trasplantes: 18 de córnea y dos de riñón.

A escala nacional, 190 pacientes están en la lista de espera. La mayoría está por un riñón.  


Punto de vista

Luis Rosales, Cirujano oftalmólogo

‘Se debe equipar más clínicas para abastecer a la región’

La gente debe tomar conciencia de lo que significa donar un órgano.

La ley dice que potencialmente todos somos donadores.

Pero no hay  suficiente difusión de esta ley y eso no permite el abastecimiento y se tiene que recurrir al exterior, lo cual encarece el trasplante.

Es necesario hacer una campaña para que los bancos tengan suficientes órganos. A la par, es preciso que se equipen más clínicas en la  Sierra Centro para abastecer a los pacientes que esperan y de ese modo evitar que se pierdan los órganos y tejidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)