15 de November de 2012 16:28

15 plazas se abren a los toros en Riobamba, pese a la corriente opositora

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0

‘Los toros no solo son fiesta. También son arte y una manera para mantener viva una tradición que se heredó en la Colonia”. Es el criterio del ex torero ecuatoriano Mariano Cruz.

Sin embargo, esta opinión despierta reacción de tres grupos que se oponen al desarrollo de la “fiesta brava”. Según ellos, “es una forma inhumana de sacrificar a un animal en presencia del público”.

Al ex matador no le preocupan las críticas de los sectores que están en contra de las corridas taurinas. Dice que hay desconocimiento de lo que es la tauromaquia.

Este desacuerdo vuelve a ponerse al día con las fiestas de independencia de Riobamba y la cercanía de las corridas de abril. “Se debe respetar la decisión de la gente expuesta en las urnas durante la pasada consulta popular. Además, esta ciudad fue declarada por el Concejo Cantonal como la capital taurina del Ecuador”.

En la actualidad, según el Cabildo, el legado colonial de la tauromaquia se refleja en las 15 plazas de toros que hay en Riobamba.

Las principales son la Raúl Dávalos para 10 000 personas. Esta es de propiedad del Centro Agrícola Cantonal. A esta se suman la plaza Javier Erazo para 3 000 y la Quinta Macají, con capacidad para más de 2 000 espectadores.

Por allí pasaron las grandes figuras de la tauromaquia como Tomás Espinoza, Édgar Fuente, Paco Varona, Armando Conde, Mariano Cruz Arellano, entre otros.

En la nueva generación que reforzó la fiesta están Cruz Ordóñez, Juan Pablo Díaz, José Antonio Benítez y otros tres novilleros.

Este mes se organizan dos corridas. La primera prevista para ayer con Serafín Marín, Cruz Ordóñez y Martín Campuzano. El 24 torearán El Fandi, Guillermo Albán y José del Río, con seis toros de la ganadería Trinidad.

Eduardo Yumisaca, del colectivo antitaurino de Riobamba, califica de brutal el sacrificio de animales. “Nuestra campaña de oposición cumplió 10 años. Seguiremos con las marchas y cartelones de rechazo en todas las ferias”.

Según este activista, pese a que en mayo pasado ganó el No en la consulta, eso no significa que todos los habitantes aprueban las corridas. “El No fue más bien un rechazo al Gobierno y eso no puede interpretarse como si a todos los riobambeños les gustara esta actividad violenta”.

Iván Arregui, presidente de Plaza, dice que la consulta respaldó a la tradición taurina que incluye la muerte del toro en la arena.

“Los que se oponen deben respetarnos como nosotros lo hacemos con las diversas manifestaciones culturales. Son grupos pequeños que en las corridas se unen con seguidores de otras provincias”.

Una zona de ganaderías con tradición

En la consulta popular, efectuada en mayo pasado, el 66% de los habitantes de Chimborazo votó para que no desaparecieran las corridas de toros . Por el Sí fue el 34%.

En Chimborazo funcionan ganaderías bien provistas como la Santa Martha, El Pinar, Charrón, Trinidad y El Rocío donde se cría como tradición al ganado bravo.

Para las próximas corridas se utilizarán toros de la ganadería Trinidad.

Iván Arregui, presidente de Plaza, dice que la ‘fiesta brava’ en Riobamba tiene más de 100 años de historia. Por eso, el Municipio declaró a esta ciudad como la ‘Capital Taurina del Ecuador’.

En los días de feria, los colectivos efectuarán protestas. Eduardo Yumisaca, del colectivo antitaurino, dijo que exhibirán una galería con cuadros que demostrarán las atrocidades en las corridas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)