11 de May de 2010 00:00

Los 11 veleros se despiden del Guayas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cientos de banderas multicolores flamearon desde temprano en el Malecón de Guayaquil.

Españoles, brasileros, venezolanos, uruguayos, portugueses, chilenos y colombianos fueron los estandartes humanos que se mezclaron entre los guayaquileños que visitaron ayer, por último día, a los 11 veleros que anclaron en la ciudad el pasado jueves.En sus pieles blancas y morenas se tatuaron el color de su país. Sus peculiares acentos resonaron en los puentes de madera, en las torres y junto a los muelles.

Un silbido dio la bienvenida a los visitantes del buque Simón Bolívar, de Venezuela.

Junto al timón, la guardiamarina Nadiuska Padilla los recibió. Solo el fin de semana atendió a 12 000 personas que recorrieron la nave construida en 1980.

Cerca, el BAE Guayas descansaba. Sus 170 tripulantes se alistaron para zarpar hoy rumbo al puerto de Cartagena de Indias, en Colombia. Ese es el itinerario del periplo ‘Velas Sudamérica 2010’, en homenaje al Bicentenario en América Latina.

Agua, comida y unas cervezas son las provisiones. “Las cervezas son para el seco de pollo”, bromeó Víctor Salas, un visitante.

En otro muelle, un sol partido por la mitad brillaba en las velas del Capitán Miranda (1930), el buque escuela uruguayo. De traje blanco e impecable, el guardiamarina Gonzalo Loitey guió a quienes fueron tripulantes de la nave por apenas 10 minutos.

La popa fue el punto de partida, un sitio rodeado por retazos de velas pintadas de azul brillante y que esbozaron rostros indígenas y animales míticos.

Hacia el sur, el sonido de las rancheras hizo eco en el muelle de Molinos del Ecuador. Ahí permaneció inmóvil el buque mexicano Cuauhtémoc (1982). El olor a fréjol y tortillas cautivó cada día a sus casi 600 visitantes.

En el castillo de proa, escoltado por el palo Trinquete, el cabo José Antonio Pérez chateó con su familia en México. “El 17 de junio los veré otra vez, cuando culminemos la travesía en mi país”.

Al fondo, en el muelle de Valley Port, las naves Sagres de Portugal y Gloria de Colombia también se prepararon para la partida, que comienza hoy.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)