15 de April de 2011 00:00

Ecuador y EE.UU.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La declaratoria de persona non grata de la Embajadora de Estados Unidos en Ecuador Heather Hodges no se termina de entender.

Por mandato constitucional la política exterior del Ecuador la dirige el Presidente y así ocurre desde hace años.

Pero hay varias cosas que poner en perspectiva. Los Wikileaks no son comentados por el Departamento de Estado (la Cancillería de EE.UU.)en ninguna circunstancia. En consecuencia los supuestos comentarios de la embajadora no pasan de ser correspondencia privada entre la representante del Gobierno norteamericano en Ecuador y su oficina central en Washington, tal y com o hacen los embajadores de todos los países del mundo.

Si la información que contiene el aludido cable es falsa y el Presidente o sus colaboradores no sabían nada sobre la ética y hoja de vida del ex comandante policial, la reacción luce entendible pero desproporcionada.

No está bien que si se corren rumores de la supuesta conducta de un alto oficial que llega a ser nada menos que el Comandante de la Policía, se conozcan detalles entre los diplomáticos mientras los mandos políticos ecuatorianos no lo saben. Si las autoridades del Ejecutivo lo sabían, no hubiese estado bien nombrar al General Jaime Hurtado para cargo de tan alta responsabilidad.

Por ahora la Fiscalía y la Contraloría indagan el origen de las propiedades del alto ex oficial.

La reacción luce desproporcionada por varias razones: si siguen apareciendo cables secretos como los que se divulga y las supuestas implicaciones son más graves, cabe preguntar ¿qué medidas diplomática se van a tomar si se supone que la declaratoria de persona non grata es una respuesta muy grave y que tensa la cuerda de las relaciones diplomáticas entre estados?

Se pudo llamar a consultas al embajador en Washington, presentar una nota de protesta o cosa parecida. Pero se optó por una respuesta dura que parece más visceral que meditada.

La consecuencia inmediata, una respuesta del mismo tono que perjudica a un diplomático de carrera de altos quilates como Luis Gallegos que ha efectuado un excelente trabajo en Washington en pro del Ecuador y sus intereses. Luego es lógico suponer que vendrá un enfriamiento desde EE.UU y será difícil que nos vean lejos de las conductas de Hugo Chávez o Evo Morales.

El Ecuador, con una asesoría profesional y nunca politizada debió tomar en cuenta que en EE.UU viven miles de compatriotas y que nos interesa cultivar una buena relación.

Además nuestro principal socio comercial es EE.UU al que no se puede sustituir con discursos ni buenos deseos con otros destinos como se ha comprobado en los 4 años de Gobierno. De las exportaciones a EE.UU dependen miles de empleos. Los pobres podrían pagar la factura del honor que los políticos consideran mancillado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)