4 de November de 2009 00:00

Ecuador y Colombia afianzan su acercamiento

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Ibarra  

Cotacachi, ciudad imbabureña elegida para la tercera cita de cancilleres de Ecuador y Colombia, amaneció ayer con un importante resguardo militar y policial.

Unos 60 policías y 90 militares se apostaron desde las 07:00 a lo largo de la avenida de El Sol y en las calles aledañas a la hostería La Mirage, el sitio de reunión de Jaime Bermúdez y Fander Falconí, cancilleres de Colombia y Ecuador, respectivamente.

La vía de ingreso a la hostería quedó bajo el control militar. Todas las personas, que ingresaban fueron requisadas.

La agenda del día, sin embargo, no empezó a la 09:00 como se anunció. A las 08:40 el canciller Falconí explicó que su par colombiano se retrasó por un problema mecánico en su avión. Este incidente trastocó la agenda. Las dos horas de retraso trataron de recuperarse recortando el tiempo de algunos eventos.

La delegación ecuatoriana y el secretario general de la OEA, José  Miguel Insulza, llegaron puntualmente. Los temas que se trataron tuvieron que ver con las tres comisiones que se formaron en septiembre pasado en Nueva York: Seguridad y Criminalística, Asuntos Fronterizos y Consideraciones Sensibles. En ese caso, Miguel Carvajal, ministro de Seguridad Interna y Externa, adelantó que  en la comisión de Consideraciones Sensibles se hablaría  sobre cuatro temas delicados.

“La entrega de información completa del bombardeo en Angostura y de los supuestos computadores de Raúl Reyes. Además, por pedido de Colombia, los procesos judiciales que se siguen contra ex funcionarios del Gobierno colombiano y de dos supuestas bases de las FARC en territorio nacional”. En relación con el  presunto espionaje del país vecino, Carvajal acotó que el Gobierno de ese país no ha desmentido categóricamente esta denuncia del gobierno de Chávez.

El canciller Bermúdez arribó a Cotacachi a las 11:10. Lo hizo en un avión gris Caza 280 de la Fuerza Aérea de Colombia. El prefecto de Imbabura, Diego García, y el alcalde ibarreño, Jorge Martínez, lo saludaron brevemente.

La aeronave llamó la atención de decenas de ibarreños que se detuvieron para admirarlo detrás de las mallas del aeropuerto Atahualpa, en la ‘Ciudad Blanca’.
Desde allí, Bermúdez se trasladó vía terrestre hacia Cotacachi. Más de 20 militares del Batallón Yaguachi lo escoltaron.

Tan pronto como ingresó a la hostería, Bermúdez y Falconí empezaron los diálogos, que se extendieron por más de 120 minutos. En la charla participaron además los ministros de Defensa de ambos países y la representante del Centro Carter, Jennifer MacCoy. La reunión se realizó en un ambiente cordial y sin tensiones.

El secretario Insulza prefirió no hablar sobre la denuncia de Venezuela por el supuesto espionaje colombiano. Aseguró que las condiciones para la reanudación de las relaciones diplomáticas entre ambos países son favorables y que continuará su apoyo.

El día soleado y caluroso ayudó mucho a la realización de esta cita. El encuentro de cancilleres concluyó a las 14:38 con una rueda de prensa. Bermúdez y Falconí posaron alegremente para las cámaras con gestos de amistad y sonrisas, que contagiaron a la delegada del Centro Carter.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)