12 de junio de 2014 19:41

Dos vocales dejarán el Consejo Nacional Electoral a través de sorteo

diego pallero, archivo / el comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 4
Contento 0
Byron Rodríguez V. Editor
brodriguez@elcomercio.com

Para agosto próximo está previsto que quede lista la Comisión Ciudadana de Selección que escogerá a los dos vocales que integrarán el Consejo Nacional Electoral (CNE) en reemplazo de dos de sus vocales que dejarán ese organismo a través de un mecanismo de sorteo.

Esto lo confirmó Mónica Banegas, vicepresidenta del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs), entidad que lleva adelante este complejo proceso.

El primer paso es la conformación de la Comisión Ciudadana de Selección, integrada por 10 delegados (cinco del Cpccs y cinco de los organismos del Estado). Ellos deberán, a través de un sorteo entre los mejor calificados, para designar así a los nuevos vocales del Poder Electoral.

De momento, el trabajo se centra en la Comisión Ciudadana de Selección. Un equipo técnico analiza los méritos de los 135 postulantes admitidos para este equipo. De allí saldrán los cinco nombres que, junto a los cinco delegados de las funciones del Estado trabajarán en conjunto.

Una vez constituida la Comisión Ciudadana de Selección arrancará el concurso de oposición para la renovación parcial del CNE.

Mientras tanto, el Cpccs realizará un sorteo para decidir cuáles de los dos vocales del CNE serán reemplazados.
Este procedimiento se realizará en una sesión solemne. La base legal para este cambio en el CNE se sustenta en la transitoria undécima de la Constitución, así como en el Código de la Democracia.

En el capítulo tercero de esta última ley se advierte que el Consejo Nacional Electoral se integrará por cinco consejeros principales, que ejercerán sus funciones por seis años, y que se renovará parcialmente cada tres. Dos miembros en la primera ocasión, tres en la segunda, y así sucesivamente.

Debido a que el sorteo aún no se ha realizado, se desconoce de momento qué vocales dejarán el CNE. Una de las pistas es que, para mantener la paridad de género, se buscará sacar a uno de los tres vocales hombres (Domingo Paredes, Paúl Salazar y Juan Pablo Pozo) y a una de las dos mujeres (Nubia Villacís y Roxana Silva). También es probable que, vía sorteo, salgan dos hombres.


El perfil de los vocales

Esteban Zavala, delegado de la Función Judicial para el concurso, esbozó el perfil de los futuros dos consejeros: pueden ser un técnico en informática que conozca bien los cada vez más complejos procesos electorales; un abogado o un sociólogo. “La Función Electoral es una de las más importantes de la democracia; sus miembros deben ser ciudadanos muy calificados”, explica. Los postulantes no solo deberán acreditar un perfil profesional, acorde con estas funciones, sino rendir un examen de conocimientos sobre la base de un banco de 2000 preguntas.

Fausto Camacho, quien integró el primer Consejo Transitorio Electoral tras la vigencia de la Constitución, en el 2008, sugiere que los futuros candidatos conozca, con 48 horas de anticipación, las 2 000 preguntas, base del examen, y que los cuestionarios sean distintos.

El comité seleccionador

La Comisión de Selección de los dos vocales del CNE tiene dos vertientes: cinco delegados de las funciones del Estado y cinco de perfil ciudadano.

Mientras los representantes de los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Justicia Indígena, Transparencia y Electoral enviaron ya a sus cuadros, el proceso para elegir a los ciudadanos es más engorroso.

Un equipo técnico del Consejo de Participación Ciudadana revisará las carpetas y abrirá una etapa de impugnación, por audiencias públicas, para los 135 postulantes, a integrar esta instancia. Luego de este primer filtro y tras revisarse sus méritos, quedarán 30 (15 hombres y 15 mujeres). Estos pasarán a un sorteo definitivo para escoger a los cinco delegado con sus respectivos suplentes.

Según Banegas, en el proceso participan ciudadanos agrupados en movimientos sociales o por su cuenta. “No deben tener responsabilidades administrativas en el manejo de recursos públicos (un certificado de Contraloría dará su aval); tampoco mantener obligaciones con el SRI”. Tampoco ser contratistas del Estado.

Según Banegas, en tres semanas se verificarán los requisitos legales de los aspirantes. La calificación por méritos, académicos y con experiencia en control social, suma 50 puntos. “Pueden optar para la Comisión personas de organizaciones nacionales, parroquiales, a título ciudadano, pero no con militancia o afiliación a partidos políticos”.

Pero Fausto Camacho insiste en que a título personal sí pueden optar militantes de partidos políticos, pero si ellos fueren elegidos deberán renunciar a esas agrupaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)