17 de agosto de 2016 00:00

Ecuador vendió menos bienes industrializados

Las exportaciones de productos elaborados del mar baja en 2016. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Las exportaciones de productos industrializados bajaron durante el primer semestre del 2016. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Giovany Astudillo

La apertura de nuevos mercados y la reducción de costos y márgenes de ganancia son las principales estrategias que aplicaron los exportadores de productos industrializados durante el primer semestre del 2016. Su intención fue minimizar el impacto de la reducción de sus ventas al exterior.

De acuerdo con el Banco Central del Ecuador, las exportaciones de estos productos alcanzaron los USD 1 908,99 millones en los seis primeros meses. Esa cantidad representó una caída de casi 4,4% con relación al mismo período del 2015, una tendencia a la baja que persiste desde el 2013 si se compara los primeros semestres.

Las causas principales para el descenso son la apreciación del dólar, devaluación de las monedas de los países competidores, reducción de precios internacionales y el aumento de los costos de producción en el país, resume el presidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), Daniel Legarda.

Según él, las industrias están sujetas a constantes aumentos en los costos de producción como laborales y tributarios. “Tenemos el anticipo al Impuesto a la Renta que reduce la liquidez en las empresas y complica la competitividad”.

A excepción de neumáticos, sombreros, elaborados de cacao, manufacturas de plástico y cuero, entre otros, la mayoría de industrializados bajaron sus ventas al extranjero. Entre los productos con mayores caídas están: químicos y fármacos (-23%), café elaborado (-13%), manufacturas de metal (-25%) y textiles (-20%).

El director ejecutivo de la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana, David Molina, señala que las exportaciones cayeron un 77% al comparar con el mismo período del 2015. Este año se vendieron 465 vehículos a Colombia versus los 2 060 del primer semestre del 2015.

Según Molina, la causa fue que el mercado interno de Colombia también sufrió una contracción. “Las ventas de vehículos nuevos en Colombia bajaron un 14%”.

Para él, “lo fundamental es mejorar la competitividad en la cadena. Hoy, la industria automotriz ecuatoriana compite con menores niveles de protección que en años anteriores”. Cita como ejemplo, que un automotor ensamblado en el Ecuador paga 15% de arancel en CKD frente a uno completamente armado que llega de Colombia y que no cancela ningún arancel.

Este semestre tampoco fue bueno para Ecasa, que fabrica cocinas y refrigeradoras, según su gerente Mario Esteban Espinosa. Su proyecto era retomar las ventas a Venezuela. La meta no se cumplió por la situación difícil de ese país. A esto se suma que esta industria perdió competitividad en Centroamérica por la apreciación del dólar y la devaluación de otras monedas.

Las exportaciones de textiles también mermaron. El sector calcula una reducción del 12% principalmente por una baja de ventas en Colombia, que es el principal destino. Allí, influyó la depreciación del peso, dice Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador.

La estrategia fue buscar nuevos mercados como Bolivia, Chile y México, pese a ello no se compensó lo ocurrido en Colombia, anotó Díaz. El país envía telas jean y gabardina, ropa interior, suéteres, medias, cobijas, mantas, hilados...

Una estrategia similar aplicó Continetal Tire Andina ingresado con sus neumáticos a México y EE.UU. Sus exportaciones mejoraron en volumen, pero se mantienen en dólares. Para el segundo semestre del 2016, su objetivo es crecer en Perú, Bolivia y Estados Unidos. De acuerdo con datos de Fedexpor, entre enero y junio pasado, el país exportó USD 25,9 millones en neumáticos.

La fabricante de sombreros de paja toquilla Homero Ortega subió un 15% sus ventas al exterior en este primer semestre. Vende a 38 países y el principal es Italia, dice.

En el caso de Colineal sus exportaciones alcanzaron los USD 4 millones, una cantidad similar a la del 2015. Sus muebles se enviaron a las tres megatiendas que tiene la empresa en Lima y una en Ciudad de Panamá. Según su presidente, Roberto Maldonado, ese resultado se logró bajando el margen de ganancia.

Lo hizo porque en el mercado nacional sus ventas cayeron un 16% por la restricción en el consumo. “Este año no tendremos utilidades... No hemos reducido personal, pero tampoco reemplazamos gente, solo a vendedores”.Su meta para el 2017 es construir una megatienda en Lima y otra en Panamá.

El presidente Fedexpor dice que para el segundo semestre hay dos perspectivas. En el mercado externo se prevé una mayor estabilidad porque la cotización de las monedas de los competidores ya no será tan volátil. “Las expectativas son moderadamente optimistas… y esperamos que en el corto plazo se cierre el acuerdo con la Unión Europea”.

En el mercado interno, en cambio, Legarda dice que la situación no es alentadora. “Hago énfasis porque la mayoría de industrias manufactureras comparte mercados”. Es decir, exporta y vende en el país y un ajuste en cualquier de estos afectará al desempeño total.

En contexto

Los industrializados representaron el 24% del total de exportaciones ecuatorianas en el primer semestre de 2016. Daniel Legarda, de Fedexpor, pide que se reanude la devolución de impuestos al comercio exterior para generar liquidez en las empresas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)