24 de mayo de 2016 00:00

La vacunación por la AH1N1 todavía espera

En la casa abierta del Hospital Eugenio Espejo se instaló una carpa informativa, con consejos para prevenir la AH1N1. Foto: Diego Bravo /EL COMERCIO

En la casa abierta del Hospital Eugenio Espejo se instaló una carpa informativa, con consejos para prevenir la AH1N1. Foto: Diego Bravo /EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 85
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Fabián Maisanche

El cargamento de 300 000 vacunas contra la gripe AH1N1 ya se encuentra en el Ecuador. En un principio, las autoridades de Salud proyectaron que hoy iniciarían la fase de aplicación.

Pero ayer se confirmó que aún se gestionaban los trámites en la Aduana, para retirar las dosis. Cuando se complete ese proceso, que ayer no tenía una fecha exacta, se aplicará en las zonas afectadas por el terremoto y las provincias con mayor índice de ese mal.

Según el último boletín epidemiológico del Ministerio de esa Cartera (de la segunda semana de mayo), hay 379 positivos del virus AH1N1. La provincia con mayor número de pacientes es Pichincha con 235 y le siguen Chimborazo, Guayas y Azuay con 39, 29 y 15.

Carlos Jaramillo, director médico del Hospital Eugenio Espejo de Quito, dijo que en ese centro asistencial se han reportado unos 20 casos de AH1N1 y dos muertes. Unos pacientes son de Quito y otros provienen de la Sierra centro del país. Hay otros que fueron llevados a la unidad de cuidados intensivos y permanecieron allí bajo observación. Quienes estuvieron en ese sitio permanecieron aislados y se les dio el alta, luego de que se recuperaron totalmente.
“Todos los pacientes recibieron Oseltamivir (medicamentos contra el virus), al ingresar al hospital”, informó el Ministerio de Salud.

Ante los casos de AH1N1 que se han reportado en el país, Jaramillo indicó que la prioridad es difundir entre la gente las medidas preventivas como no automedicarse, lavarse las manos de forma constante y acudir al médico, en caso de presentar síntomas (38 grados de temperatura, dolor de cabeza, músculos y ardor de garganta).

Dentro de las campañas preventivas contra la enfermedad, el Hospital Eugenio Espejo realizó ayer una casa abierta. Allí se levantó una carpa en donde se informó a la gente sobre los riesgos del virus. Decenas de personas acudieron al sitio y un grupo de enfermeras les recomendó que, en caso de sentir los síntomas, una de las medidas de precaución es cubrirse la boca (al toser y estornudar), con un pañuelo desechable o papel higiénico.

Si alguien no tiene con qué protegerse, debe estornudar en el costado interno del codo para que no se expanda el virus. Estas explicaciones fueron escuchadas por las personas que acudieron a la feria.

En tanto, en la Sierra centro del país, las autoridades del Ministerio de Salud están en alerta por los casos registrados. Solo en Chimborazo, Tungurahua, Bolívar y Cotopaxi se han reportado 55 pacientes hasta la semana pasada.

Frente a eso, los posibles casos de esta enfermedad se atienden en dos carpas blancas, que están ubicadas en los exteriores del Hospital Regional Ambato (Tungurahua).

El área destinada cuenta con un enfermero, una auxiliar de enfermería y un médico desde el pasado jueves. Ahí, a diario, se atienden unos 25 casos sospechosos en promedio. Miriam Aguilar, comunicadora del Hospital Regional Ambato, dijo que los galenos hacen las valoraciones a las personas con cualquier tipo de gripe.
“Si presentan algún síntoma de la AH1N1 se los interna o se les envía con medicación a sus lugares de residencia y se hace un seguimiento a la familia para que tomen las debidas precauciones. Si es una gripe común se les envía la receta con las medicinas que deben tomar”, indicó la funcionaria.

En Tungurahua, las autoridades del Ministerio de Salud confirmaron el deceso de tres personas por la influenza. Además, esperan los resultados de una mujer, de 47 años, que murió con un cuadro respiratorio grave y podría haberse complicado con el virus.
Lira Villalva, gobernadora de Tungurahua, informó ayer que existen 17 casos sospechosos en la provincia, que se encuentran bajo análisis.

“Hemos insistido en los resultados, pero no hay respuesta. La provincia ha tomado las precauciones ante el rebrote”, indicó Villalva.

Mientras se registran nuevos casos de AH1N1 en la Sierra centro y Pichincha, el Ministerio de Salud levanta informes detallados sobre el comportamiento de la enfermedad.

De los 379 casos reportados de esta gripe en el país, el 55,7% corresponde a hombres y el 44,3% a mujeres. “El grupo de edad más afectado es de 41 a 64 años con 35,6%, seguido del grupo de edad de 20 a 40 años de edad con un 18%”, se señala en el boletín epidemiológico.

Con relación a los 51 decesos registrados, el 67% corresponde a hombres, quienes presentaron infecciones respiratorias agudas graves.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)