15 de septiembre de 2016 18:45

Ecuador busca el respaldo de los Países No Alineados en la Cumbre en Venezuela

El canciller Guillaume Long explicó que las transnacionales también pueden cometer violaciones a los derechos humanos. Foto: Pavel Palahorrano / EL COMERCIO

El canciller Guillaume Long explicó que las transnacionales también pueden cometer violaciones a los derechos humanos. Foto: Pavel Palahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 1
Adriana Noboa

Ecuador llama a los miembros del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) a crear un “instrumento vinculante en las Naciones Unidas”, para que las transnacionales asuman sus responsabilidades ante la violación de derechos humanos en el mundo.

Este fue el centro del discurso del canciller Guillaume Long, durante la reunión de cancilleres en la XVII Cumbre del Mnoal, hoy 15 de septiembre de 2016. Ahí dijo que no son solo los estados los que tienen responsabilidad en materia de
Derechos Humanos y que el "gran capital" debe asumir su parte.

En este tema, el Canciller concluyó que el término de
Derechos Humanos se ha politizado y se usa con "doble rasero" para "presionar a los países". Y que no se trata solo de los derechos civiles y políticos, que sí son importantes, sino también de la salud y educación, el buen vivir.

Long se quejó sobre el status quo, que se mantiene al igual que en 1945. Por lo que recalcó que "muchos de nosotros concordamos entonces que el sistema de las Naciones Unidas tiene que ser profundamente transformado, democratizado, a todos nos interesa una Asamblea General fortalecida, con menos vetos y más votos". Y destacó que "a todos nos preocupa la actual distribución del poder de las Naciones Unidas y el sistema que gira alrededor de los cincos miembros del Consejo de Seguridad".

Intercedió a favor del "reposicionamiento de países que a menudo han sido marginalizados de la gobernanza internacional; y que seguimos siendo víctimas de asimetrías, de grandes injusticias, de exclusión de los procesos de toma de decisión de la humanidad entera".

En su intervención, el Canciller topó también la iniciativa gobiernista en contra de los paraísos fiscales. Según sus cálculos, la tercera parte de la economía ecuatoriana "está escondida en paraísos fiscales; creo que es la palabra, escondida, un capital sin rostro y sin nombre, básicamente para evadir tributos, impuestos".

Y finalmente habló de "una gran amenaza que acecha al multilateralismo en general; creemos que el fracaso, me atrevería a decir el sabotaje, de la ronda de Doha y los intentos de la última década de generar estos mega acuerdos transregionales, buscan en realidad generar un orden mundial de facto que haga de menos el multilateralismo en el mundo".

La Cumbre inició el martes en la isla venezolana de Margarita (Nueva Esparta, noreste), entre hoy y mañana se celebra la reunión de cancilleres y el fin de semana será la conferencia de Jefes de Estado. El presidente Rafael Correa confirmó su presencia.

Esta amplia cita se da en medio de un contexto venezolano complicado, con una creciente crisis económica y política y mientras la oposición pelea por convocar a un referendo revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro. Incluso el Vaticano se ofreció a participar como mediador en los diálogos políticos, el mismo papa Francisco envió una carta al Mandatario.

Y precisamente por eso es que los dirigentes de la Mesa de Unidad (MUD) acusan al Gobierno de haber gastado USD 120 millones en una cumbre para "lavarse la cara" y "maquillar" la realidad. Aunque celebraron la participación de la Santa Sede, afirmaron que no mantendrán ninguna otra reunión con el oficialismo si no se da paso a su iniciativa de referendo revocatorio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)