3 de junio del 2016 00:00

Más ciudades quieren mantener dos revisiones

En Quito operan dos centros específicos para la revisión del transporte público urbano. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

En Quito operan dos centros específicos para la revisión del transporte público urbano. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Javier Ortega
Redactor (I)
jortega@elcomercio.com

El Decreto Ejecutivo 975 lleva vigente apenas 39 días, pero ha provocado reacciones en municipios y mancomunidades que manejan la revisión del transporte público del país.

Primero fue Guayaquil, luego la Mancomunidad de Tungurahua, que abarca ocho de los 9 cantones de la provincia, y, en los últimos días, Quito.

Las autoridades y concejales de estos cabildos se pronunciaron a favor de mantener las dos inspecciones anuales para el transporte público. Es decir, no aceptaron el cambio para que la revisión sea una sola vez al año.

En el caso de la capital, el jueves 19 de mayo, el Concejo Metropolitano sesionó y analizó una ordenanza para adecuar la normativa municipal con las leyes de tránsito.

Allí, Carlos Páez, concejal de AP, propuso que Quito mantenga las dos inspecciones. La vicealcaldesa, Daniela Chacón (SUMA), opinó igual.

El primero de estos ediles explicó que Quito mantiene ese esquema desde hace 13 años y ha dado buenos resultados. “Ha mejorado la seguridad vial, dado que no han existido daños ni accidentes por problemas mecánicos y, por otro lado, ha ayudado a reducir el impacto ambiental que genera el transporte público”.

Días después de que entrara en vigencia el Decreto Ejecutivo 975, el Municipio de Guayaquil también se pronunció.

Andrés Roche, gerente de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) de esa ciudad, dijo que no acatarán la reforma y que los dos controles anuales continuarán. “Primero porque cuando uno asume una competencia rige una garantía constitucional de autonomía y la autonomía implica que haga sus propias políticas”, apuntó.

En la Mancomunidad de Tránsito de Tungurahua sucedió lo mismo. Los ocho cantones que integran ese grupo, a diferencia de Quito y Guayaquil, no tienen centros técnicos para revisar a las unidades y las inspecciones solo son manuales. Los empleados únicamente miran el estado de las llantas, el parabrisas, las luces...

Por eso, Hernán Pico, gerente de la Mancomunidad, dijo que mantendrán los dos exámenes anuales para los más de 1 000 buses de las cooperativas de transporte interprovincial que operan en Píllaro, Pelileo, Cevallos, Quero, Patate y Baños.

Este Diario cruzó datos con la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip). Su presidente, Abel Gómez, señaló que en el país recorren unos 12 000 unidades intraprovinciales e interprovinciales (ver cuadro).

El dirigente aclaró que una inspección anual es suficiente. “Hoy por hoy, las revisiones son pan de cada día para nosotros. Tenemos que cumplir con las inspecciones en terminales, dentro de las cooperativas y en los centros oficiales”.

Entonces, ¿los municipios pueden oponerse al Decreto Ejecutivo 975 pese a que es de cumplimiento obligatorio? El concejal Páez considera que sí.

“Las competencias exclusivas de los municipios permiten que, sobre el marco legal de carácter nacional, se pueda ser más estricto, pero no más laxo, porque se violentaría la norma nacional (Decreto 975)”.

Incluso, el edil publicó en su blog personal las razones técnicas para mantener los dos controles. Escribió, por ejemplo, que “la estadística demuestra que aprobar la revisión disminuye las probabilidades de accidentes, especialmente por fallas mecánicas”.

Datos oficiales refieren que en Quito, un bus recorre, en promedio, hasta 65 900 km. cada año. Pero pueden alcanzar los 100 000 km. Recorrido similar tienen los taxis. Es decir, hasta siete veces más que los automóviles particulares.

¿Qué sucede en otros países? Chile inspecciona trimestralmente al transporte púbico, Colombia, Costa Rica o México, en cambio, lo hacen cada seis meses. Argentina, a partir de los 10 años de vida útil de la unidad, ejecuta controles cada cuatro meses.

En contexto

El 8 de abril, Rafael Correa expidió el Decreto 975 que reforma el Reglamento a la Ley de Tránsito. Una de las disposiciones es que el transporte público de los 221 cantones del país se someta a una sola revisión vehicular al año; y no a dos como estaba establecido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)