12 de abril de 2017 00:00

Un año recesivo impacta en las utilidades

Las empresas deben entregar las utilidades a sus empleados hasta el sábado 15 de abril del 2017. Foto: Archivo EL COMERCIO

Las empresas deben entregar las utilidades a sus empleados hasta el sábado 15 de abril del 2017. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 64
Triste 8
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 3
Carolina Enríquez y
Valeria Heredia. Redactoras (I)

Las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores de Quito (BVQ) registraron menos utilidades el año pasado.

El monto de los benficios netos cayó 11,3% el año pasado respecto al 2015, según las cifras de 54 empresas que cotizan en la Bolsa.
Paul McEvoy, gerente general de la BVQ, indicó que en los últimos años se ha evidenciado un escenario económico “poco alentador” para las empresas, que ha generado una reducción de la demanda del consumo de bienes y servicios.

La consecuencia de esto fue la caída de las ventas, según explicaron representantes de diferentes sectores productivos.

El año pasado la economía del país cayó 1,5%, según el Banco Central del Ecuador. De 18 sectores, la actividad económica se redujo en 10.

Renato Carló, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria del Guayas, consideró que su gremio registra 900 empresas activas y la comercialización cayó 22% el año pasado frente al año previo.

Esos resultados, comentó, impactaron en la generación o no de utilidades y en los montos que se entreguen a los trabajadores hasta este 15 de abril.

En el caso de las 54 empresas cotizantes en la BVQ analizadas, más de la mitad registró una reducción en el monto destinado para pago de Impuesto a la Renta causado y participación de utilidades a trabajadores frente al valor entregado el 2015.

Entre esas empresas están bancos, comercializadoras de productos farmacéuticos, aseguradoras, compañías de venta de papel, entre otras.

Las utilidades que se entregarán hasta este sábado tanto a trabajadores como a accionistas retrocedieron a montos de hace cuatro años.

Las utilidades correspondientes al 2015 ya habían registrado una caída frente al 2014.

Otro de los factores que influyó en la baja de utilidades de las empresas está relacionado con la inversión. Según Javier Bustos, catedrático y experto tributario, algunas empresas hicierin gastos adicionales por concepto de adecuaciones en su infraestructura. Por ejemplo, tras el terremoto de abril pasado, empresas afectadas de Manta tuvieron que destinar recursos para maquinaria y reparaciones, por lo que “sus utilidades mermaron”.

Según un estudio de Andean Ecuador del año pasado, las utilidades correspondientes al 2015 ya fueron un 18% menores frente a las del 2014.

Con relación a lo que se entregará este año los empresarios son pesimistas.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, sostuvo que la caída de las ventas en el sector comercial, que alcanzaron USD 600 millones el 2016, incidirá en la generación de utilidades de las empresas. “Es un círculo vicioso, que arranca en la economía y termina en el consumo”.

Un estudio del gremio en 17 sectores económicos muestra que las ventas cayeron 8% entre el 2015 y el 2016. Entre las áreas productivas están construcción, servicios, etc.

Algunas empresas textileras consultadas por este Diario señalaron que han enfrentado dificultades por la caída en ventas de sus productos. La dificultad en la colocación de productos destinados a la exportación también impactó en este segmento debido a la apreciación del dólar.

Otros sectores como la banca prevén menores utilidades y por ende una menor cantidad de dinero para repartir entre sus trabajadores. “El 2016 fue un año de reducción importante de las utilidades netas y de rentabilidad de la banca”, dijo Julio José Prado, director de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador.

En el 2015, por cada USD 100 que ponían los accionistas en el patrimonio de los bancos obtenían 11 de ganancia. A finales del 2016 por esos mismos USD 100 consiguieron 7.

Una situación compleja también se prevé en el sector asegurador. Según Patricio Salas, secretario ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Empresas de Seguros (Fedeseg), las ventas decrecieron 2,8% al cierre del año pasado.

Pese a esto sí hubo un crecimiento en las utilidades para los trabajadores, que el año pasado llegaron a USD 12,2 millones, es decir, USD 2 millones más que en el 2015, explicó el titular de la Fedeseg. “Los resultados crecieron por ajustes en metodología de cálculo de algunas reservas técnicas, según dispuso la Junta Monetaria”.

Por otro lado, la BVQ explicó que una vez entregada la participación del 15% de utilidades a sus trabajadores y pagados los impuestos, algunas firmas optaron por destinar el monto restante a incrementar sus reservas, aumentar capital y entregar dividendos a los socios y accionistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (11)