14 de December de 2009 00:00

En Ecuador se procesa más droga

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Reds.  Santo Domingo y Judicial
judicial@elcomercio.com

En 2009 se han desmantelado más laboratorios de droga en el país que en toda la actual década, afirmó el jefe nacional de la Policía Antinarcóticos, Joel Loayza.

Según la Policía, en  los recientes hallazgos de drogas,  las redes de narcotráfico llegarían hasta las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).



Los operativos
El 30 de octubre   la Policía se incautó de 850, 5 kilos de clorhidrato de cocaína en el sector de Puerto Naranjo, en la vía a Santo Domingo. La droga estaba camuflada en el interior de piñas para exportación. En el  operativo, que se llamó  Piña colada, se implicó a 10  personas. El 5 de agosto  se decomisaron 785,81 k de clorhidrato de cocaína en la vía Alóag- Santo Domingo, en un control policial. El alcaloide estaba camuflado dentro de un carro con logos falsos del Programa de Alimentación Escolar. Cuatro personas fueron implicadas. Los detenidos    en el operativo Amanecer son Alirio Henao, Jimber Chamorro y Xavier Daza, todos colombianos, y el ecuatoriano Juan Carlos Paz.

Los descubrimientos de laboratorios que procesan alcaloides  se han hecho en lugares de difícil acceso. Varios de ellos están ubicados en zonas cercanas a Santo Domingo de los Tsáchilas y en las provincias limítrofes como Los Ríos, Manabí, Cotopaxi y Pichincha. Usualmente son sitios en los que solo se puede llegar a través de caminos veraniegos de tercer orden. En uno de los últimos operativos, denominado Amanecer, el pasado martes, los uniformados encontraron un laboratorio en el sector El Maíz, Manabí. Allí se procesaban hasta cinco toneladas de clorhidrato cocaína semanalmente.

Una denuncia anónima permitió el inicio de las investigaciones policiales. Para llegar al lugar hay que internarse durante tres horas por una guardarraya polvorienta que sale desde Chone. El camino está construido sobre la cumbre montañosa  que rodea al cantón.

En el sitio se detuvo a ocho personas entre nacionales y extranjeros y se decomisaron 77 kilos de alcaloides. El jefe de la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado (ULCO), Juan Carlos Rueda, dijo que el lugar podría estar relacionado con las FARC e incluso con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Según los agricultores, que optaron por la reserva, un grupo de colombianos compró la propiedad de 35 hectáreas el mes pasado, en  USD 550 por cada una. La hacienda le pertenecía al lugareño Lívido Arteaga.

En el terreno, una vieja casa de madera sirvió para levantar el laboratorio. Se adecuaron comedores, sitios de vigilancia e incluso, en la parte posterior de la vetusta vivienda, se construyó un pasadizo que facilitaba las fugas en caso de ser descubiertos. La caleta está estratégicamente situada, tiene una vista panorámica al único camino que llega a la propiedad.

El presidente de la Corte Provincial de Justicia de Santo Domingo, Marco Hinojosa, dijo que este tipo de actividades delictivas en la región “ya no es solo de paso, sino de producción de estupefacientes”. Una de las razones que da es que la provincia Tsáchila y sus zonas limítrofes tienen zonas montañosas que facilitan estas actividades.

El comandante de Policía de Santo Domingo, Pablo Santos, concuerda con esa versión   e incluso dijo  que la espesa fauna de esa  provincia,  Los Ríos y Manabí es ideal para camuflar los estupefacientes. “Ellos traen el producto en bruto y los procesan en esta zona, en lugares inaccesibles”.



1   683,5  KILOS
de droga ha decomisado la Policía en Santo Domingo, en lo que va de este año.

Otro de los motivos por los que el narcotráfico gana fuerza en la región es porque Santo Domingo es un corazón vial, que une a gran parte del país, lo que para Loayza facilita el transporte de estupefacientes. Pero el jefe de Antinarcóticos prefiere no establecer una relación directa entre estos actos y grupos como las FARC, aunque no descarta de que existan.

El oficial  dice que no puede hacer este tipo de afirmaciones porque la situación política que el país tiene con Colombia ha hecho que se susciten problemas con el cruce de información.

El uniformado también menciona que la agresiva lucha  contra el narcotráfico que se realiza en el vecino país del norte ha llevado a que grupos delincuenciales que trabajaban con algunos de los desaparecidos carteles de narcotráfico se vean en la necesidad de buscar nuevos lugares para sus actividades ilegales. “Esto también ha llevado a que se busquen nuevas fuentes de financiamiento, como alianzas con las FARC”, sostiene  Loayza.

La ruta de la droga

Las labores de inteligencia de la Policía de los operativos realizados este año han establecido una ruta. La droga ingresa generalmente por la frontera norte.
De allí  es llevada a laboratorios en provincias ubicadas en el centro del país (Pichincha, Santo Domingo, Cotopaxi, Los Ríos).
Luego, los alcaloides son transportados hacia zonas costeras para sacarlos por vía marítima hacia mercados extranjeros como México y Estados Unidos.

La situación geográfica del laboratorio descubierto en Manabí es ventajosa por las vías que se conectan con los poblados cercanos a la zona. Otra de las ventajas del lugar es que la provincia tiene un extenso territorio que baña el océano Pacífico, son cerca de 350 km de costa marítima.

El laboratorio de El Maíz comparte similitudes con otros que desmanteló la Unidad de Lucha Contra el Crimen Organizado. El jefe de la ULCO señaló, entre las semejanzas,   los precursores químicos utilizados, las mezclas, las pruebas de campo, etc.

Sobre la vinculación de las FARC con el caso Amanecer, Rueda también dijo: “Hemos venido siguiendo su trayectoria (de las redes de narcotráfico descubiertas) en las últimas incursiones que ha hecho la Unidad en el país”.

Estas pistas relacionaron al operativo  Amanecer con otros controles antidrogas como Renacer, que se ejecutó el 15 de julio pasado en Santa Rosa, provincia de El Oro, y con el denominado Aniversario, que se llevó a cabo el 2 de octubre e implicó operaciones en cuatro provincias. En este último se involucró a un ex militar, Telmo C. y se estableció que la red de narcotráfico tenía relación con el líder financiero del frente 48 de las FARC, Oliver Solarte.

Pero el laboratorio encontrado en Manabí  no fue el único que se encontró cerca a Santo Domingo. El pasado 19 de noviembre se desmanteló  uno en la antigua vía a Chiriboga que comunica a Quito con Sto. Domingo, a unos 50 km de la capital. Para acceder a la estancia hay que ingresar por una hacienda de 250 ha,  al costado oriental de la vía. Por esta propiedad cruza el río Guajalito.

El terreno fue adquirido por USD 180 000 hace más de un año por un colombiano que fue detenido en el operativo. Él también arrendó la finca adyacente en USD 30 000 anuales.

La zona es de difícil acceso, para llegar hay que emprender una caminata de 30 minutos desde el km 51 de la vía  Alóag-Santo Domingo. El recorrido incluye tramos que son atravesados por el afluente.

Santo Domingo de los Tsáchilas ocupa el cuarto lugar de la provincias con mayor cantidad de droga decomisada en 2009. Entre las primeras están Guayas, Pichincha y Esmeraldas. Según datos estadísticos de la Dirección Nacional de Antinarcóticos, en Santo Domingo se han decomisado
1 683,5 kilos de droga. La mayor cantidad de alcaloide corresponde a clorhidrato de cocaína
(1 636,3 k).

En 99 casos que ha investigado la Unidad de Antinarcóticos de la Policía y la Fiscalía en la nueva provincia,  se han detenido a 160 personas. De ellas 151 fueron por tenencia de sustancias ilegales y otras nueve  fueron aisladas para rehabilitación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)