25 de mayo de 2017 00:00

10 presidentes almorzaron con Moreno

Los invitados al almuerzo que ofreció el presidente Moreno lo aplaudieron cuando él ingresaba al Palacio de Cristal. Foto: EL COMERCIO

Los invitados al almuerzo que ofreció el presidente Moreno lo aplaudieron cuando él ingresaba al Palacio de Cristal. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 0
Indiferente 6
Sorprendido 0
Contento 16
Diego Puente

En medio de un fuerte operativo de seguridad, el presidente Lenín Moreno llegó al Palacio de Cristal del parque Itchimbía, a las 13:30 de este 24 de mayo del 2017. En este lugar se realizó el almuerzo que ofreció a las delegaciones nacionales e internacionales como nuevo Jefe de Estado.

Moreno bajó el vidrio de su vehículo Hyundai Génesis para saludar a la gente que esperaba en las afueras del lugar.

El expresidente Rafael Correa, quien salió antes de que culminara la ceremonia del cambio de mando, no llegó al lugar, pues fue atendido en el Hospital Carlos Andrade Marín.

Quien sí estuvo en el almuerzo fue el secretario del Buen Vivir, Freddy Ehlers, que en la mañana se había retirado de la Asamblea minutos después de instalarse la sesión en la que se dio el cambio de mando. En la tarde fue uno de los primeros en llegar al Itchimbía.

Cerca de una hora pasó para que todos los invitados ingresaran al recinto. En total estuvieron 10 mandatarios, uno menos en comparación con los que estuvieron en el acto que se realizó en el salón del Pleno de la Asamblea Nacional.

Se ausentó el presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien sufrió una descompensación producto de los efectos de la altitud, según lo confirmó a este Diario Iván Pavloski, vocero de la Presidencia de la República de Argentina. Temprano, Macri había acudido primero al Legislativo, para presenciar la ceremonia.
En la Asamblea, personal de la organización ya lo invitó a una sala contigua, para que los médicos del lugar lo revisaran.

Según diario El Cronista, de Argentina, los galenos que formaban parte de la delegación le dieron de beber té de coca y le ofrecieron frutas. Posteriormente, el presidente argentino regresó al salón Nela Martínez para seguir en la ceremonia.

Los médicos volvieron a revisarlo antes del almuerzo en el Itchimbía. Pero cuando observaron que no había recuperado los niveles de presión y que continuaba con síntomas de cansancio y molestias le recomendaron que descansara.

Tras la entrada de Moreno a la recepción arribaron los presidentes de Perú, Pedro Pablo Kuczynski; Chile, Michelle Bachelet; Bolivia, Evo Morales; Colombia, Juan Manuel Santos; Costa Rica, Luis Solís; Guatemala, Jimmy Morales; Paraguay, Horacio Cartes; Honduras, Juan Orlando Hernández; Haití, Jovenel Moïse; y República Árabe Saharaui, Brahim Gali Mustafa.

Minutos después entraron asambleístas, delegaciones de países como Cuba, Venezuela y España, seguidos por funcionarios del nuevo Gobierno.

Seis mujeres ondearon una bandera de Chile en la calle Julio Endara. Esperaban a los invitados junto a la puerta principal del parque, que estaba custodiada por cadetes de la Escuela Superior de Policía.

La Presidenta de esa nación se detuvo un instante frente a ellas y las saludó desde el interior del vehículo, sin bajar el vidrio. María José Sáez, una de las personas que portaba la bandera, había llegado desde la Mitad del Mundo para ver a la Mandataria. El papá de ella, José Sáez, se asiló en Ecuador después del golpe de Estado en Chile, hace 44 años.

La falta de espacio en el sector de los estacionamientos y algunos inconvenientes en la organización provocaron dos hechos curiosos. El primero se dio antes del arribo de Moreno. El vehículo de una de las jefas de Seguridad del sitio fue retirado con una grúa del estacionamiento del Itchimbía. La funcionaria corrió tras el remolque para impedirlo.

El segundo hecho tuvo como protagonista al exministro de Educación y actual asambleísta Augusto Espinosa. El legislador arribó en su vehículo particular, pero no le dejaron pasar. En la puerta de acceso conversó con dos agentes para explicarles que él no tenía chofer y andaba solo.

Las palabras no sirvieron de mucho ya que tuvo que girar para estacionarse lejos del parque. A los cinco minutos entró caminando e ingresó con invitación en mano.

Los platillos que degustaron las delegaciones tuvieron ingredientes tradicionales de Ecuador. Entre ellos el camarón blanco, el chocolate local, la trucha andina cayambeña, la gallareta de Imbabura, el atún manabita, las callampas amazónicas, los mortiños de Cotopaxi, las moras de Tisaleo.

Además, el pan con harina de trigo nacional, las flores comestibles ecuatorianas, el plátano de El Oro, las frutas como el maracuyá, babaco y taxo, además de quinua y chochos.

Los invitados tenían que rodear el Palacio antes de poder ingresar. Ahí observaron un mercado de flores con bromelias, rosas, gypsum y otras especies que crecen en Ecuador. Las mesas estuvieron decoradas con manteles crema y un centro floral con rosas.

A las 19:20 de anoche, estaba previsto el ingreso oficial de Moreno como nuevo presidente al Palacio de Carondelet.

Para las 19:30 estaba en agenda la presentación de los ministros y secretarios que acompañarán al nuevo Primer Mandatario en el inicio de su gobierno, en la Plaza Grande.

Tres pantallas gigantes se colocaron en los accesos al sitio, para que el público que llegue al sitio pueda conocer a los funcionarios y saludar al nuevo Mandatario. También, estaba planificado un coctel dentro del Palacio Presidencial, para 400 invitados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (4)