29 de julio de 2016 15:25

La zona del edificio de Portoviejo fue cerrada 300 metros a la redonda para la demolición

El edifico del Centro Comercial Portoviejo será demolido este jueves. En el lugar se realizan trabajos previos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El edificio del Centro Comercial Portoviejo resultó afectado por el terremoto del pasado 16 de abril del 2016. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Stives Reyes

Desde tempranas horas, la zona donde se ubica el edificio del Centro Comercial Municipal de Portoviejo fue cercada por los militares, con el fin de realizar el proceso de demolición con el uso de explosivos. La tarea se cumplirá a las 13:00 de este viernes 29 de julio del 2016, según la planificación de las autoridades de la capital manabita, en la Costa de Ecuador.

La estructura de este comercio fue destruida por el terremoto del 16 de abril y quedó inservible totalmente, por lo cual tiene que ser derribada.

Mientras tanto, los militares impiden que los habitantes se acerquen a esta zona, llamada cero, porque fue el lugar más afectado por el temblor, cuyo epicentro fue el cantón Pedernales, a más de dos horas de Portoviejo, en la misma provincia de Manabí.

En la ciudad, varios moradores del centro de Portoviejo, se quejaron de que no les han avisado sobre la demolición con explosivos de la edificación.

José Vargas tiene su local, Marquetería Javier, en las calles Pedro Gual y Francisco Pacheco, a tres cuadras de donde se va a realizar el derrocamiento y a las 10:00 dijo que ninguna autoridad le comunicó sobre la explosión.

Vargas teme que la onda expansiva llegue hasta su local donde hace marcos para los espejos. Contó que iba a cerrar el negocio a las 12:00. "Me he enterado recién. Se debió haber avisado con tiempo".

Las personas que también tienen sus locales comerciales en el sector y que habitan por el lugar como Carlos Parrales se mostraron preocupados. "He escuchado que eso es muy peligroso".

Desde las 09:00, de este viernes 29 de julio, la Policía inició el operativo de seguridad para el derrocamiento del edificio, mediante la técnica de demolición por voladura. La edificación de ocho pisos fue uno de los más afectados por el terremoto.

Los policías formaron un perímetro de seguridad de 300 metros en los alrededores del edificio que está ubicado entre las calles Pedro Gual, entre Chile y Ricaurte, en el centro de la ciudad.

Las autoridades de Portoviejo han dicho que se han tomado todas las precauciones, para evitar riesgos para los habitantes. Precisamente, este día no hay clases en la ciudad ni en la Costa ecuatoriana, por lo que la movilidad se redujo.

La empresa española Tragsa hará la demolición mediante la técnica de basculación, es decir, el edificio será derribado con explosivos para que caiga hacia adelante.

Se realizaron perforaciones en 14 pilares de los tres pisos inferiores para colocar los explosivos. En esos pilares se hicieron 44 orificios de entre 50 y 65 centímetros de profundidad para colocar la carga.

La mayor parte del explosivo estará ubicado en la primera planta del edificio donde hay 26 agujeros. El objetivo es que bascule y caiga hacia adelante. En cada pilar se pusieron dos capas de mallas metálicas y encima irá una malla geotextil negra que retenga, luego de que se coloquen los explosivos.

También se ha realizado una especia de colchón (espaldón) con los escombros, en los alrededores para que amortigüe la caída del edificio.

La explosión durará cerca de tres segundos y la nube de polvo se expandirá alrededor de 100 metros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)