5 632 industrias con nueva tarifa eléctrica a partir de este mes

La tarifa eléctrica para la industria para el 2016 es de 9,1 centavos por kw/h. Foto:  Cortesía

La tarifa eléctrica para la industria para el 2016 es de 9,1 centavos por kw/h. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 100
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 19
Evelyn Tapia
20 de enero de 2016 00:00

El ajuste de las tarifas de energía eléctrica que decidió la Agencia de Regulación y Control de la Electricidad (Arconel) a finales del año pasado impactará a 5 632 clientes industriales, que representan el 12% de un universo de 46 935 negocios.

Según Arconel, con base en un análisis del costo del servicio público de energía eléctrica y pliego tarifario, el Directorio ajustó en 1,19 centavos el precio del kilovatio hora (kw/h), para el 12% de los clientes industriales de alta y media tensiones. Para el 4% de los clientes comerciales el ajuste fue en 1,6 centavos por kilovatio hora.

A los industriales les preocupa el ajuste porque tendrían que trasladar ese nuevo precio de la energía al costo final de los bienes, en un escenario económico complejo para este año.
Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE), comenta que la energía eléctrica en el sector que representa puede fluctuar entre el 3 y 12% del costo de transformación de la industria.

“Si la empresa pagaba USD 10 000 al mes de luz, ahora va a pagar 11 500. ¿De dónde saca el dinero adicional si las ventas están cayendo y en el 2016 no parece que se recuperarán ”, cuestiona.

Con datos de la Encuesta de Manufactura y Minería realizada en el 2013 por el Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC), la Cámara de Industrias de Guayaquil sostiene que el 12% de las empresas con mayor consumo de electricidad consumen el 84% del total de la energía eléctrica del sector industrial.

“Es un impacto importante porque las empresas medianas incluso ya están en un consumo de 13 800 voltios, que es media tensión”, señala Francisco Alarcón, presidente de la CIG.

Con este ajuste, la tarifa industrial promedio en el 2016 será de 9,1 centavos el kw/h, lo que representaría un alza del 15% en la tarifa que pagaban por la energía eléctrica las industrias durante el 2015, según la Cámara de Industrias y Producción de Quito (CIP).

“El alza de las tarifas genera un impacto heterogéneo en función del sector y es diverso en función de la estructura de costos e intensidad de uso de la energía en cada empresa; incidiría un 15% sobre lo que las industrias gastan en energía eléctrica”, señaló Richard Martínez, presidente de este gremio empresarial.

Ramiro García, vicepresidente de la Federación Ecuatoriana de Industrias del Metal (Fedimetal), explica que para el sector la nueva tarifa representa un crecimiento de un 17% en lo que se paga por energía eléctrica.

Añade que en la metalmecánica, la energía eléctrica puede representar entre el 5 y el 10% de los costos de transformación.

Los empresarios además aclaran que no se trata de una eliminación de un subsidio, ya que durante el año pasado su tarifa fue de 8 centavos kw/h frente a un costo de generación de 7,9 centavos kw/h. Este valor incluye el costo medio de generación, transformación y distribución, de acuerdo con las estimaciones que constan en el Plan Maestro de Electrificación 2013-2022, elaborado por el Ministerio de Electricidad y Energía Renovable (MEER).

Según ese documento, para el presente año el costo del servicio eléctrico se ubicaría en 6,4 centavos, “cuando entren en operación las principales centrales de generación hidráulica, que desplazarían la demanda de generación térmica”.

Algunos analistas señalan que es necesario conocer el estudio de costos que la Arconel realizó para entender por qué el ajuste, pero la entidad no ha publicado y los voceros del MEER no respondieron a los pedidos de información de este Diario.

Walter Spurrier, por ejemplo, sostiene que es posible que el Gobierno esté amortizando lo que invirtió para financiar las ocho hidroeléctricas, que representan USD 4 702 millones. “Eso significa que el ahorro es muy poco y que el beneficio para el sector productivo es cero, porque se traduce en tarifas más altas”.

José Pileggi, expresidente del Colegio de Ingenieros Eléctricos del Ecuador, cree que las tarifas deben reflejar los costos en las diferentes etapas productivas, para que no haya déficit en sector energético. “Eso incluye los costos operativos, mantenimiento y de expansión. En el caso de inversiones nuevas, hay un costo por la amortización, pero el consumidor no puede pagar ineficiencias”.

En contexto

Según el Balance Energético Nacional del Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos, la electricidad representa el 31% de la demanda energética de la industria. El diésel corresponde al 39%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)