7 de February de 2010 00:00

Ecuador hizo minga por la gente de Haití

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sociedad

Los 90 años   no pesan a María Ruano. Desde que el terremoto de 7,3 grados en la escala de Ritcher  afectó a Haití, el 12 de enero,   pensó cómo ayudar a los afectados. Dos días después  se unió a la Defensa Civil (DC) como voluntaria.

Horas enteras pasa en la amplia y oscura bodega de la institución  (norte de Quito), a donde han   llegado   más de 400  toneladas de agua, comida...   de    todo el país.



PARA DONAR
Coca-Cola abrió la cuenta   número 5471872100 del Banco Pichincha a nombre de la Cruz Roja Ecuatoriana-Consulado Haití.
Banco Bolivariano aperturó la cuenta corriente   5005041599 a nombre de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana. 
Supermaxi y Megamaxi informan que la donación, en efectivo o con tarjeta de crédito,   se puede hacer en las cajas de todas las localidades en el país.
Banco Promerica abrió la cuenta 6911911911 del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. “ Tu  contribución es importante, no importa la cantidad”, dice el mensaje.
Diners Club y Unicef  Impulsan una campaña. Los aportes  se pueden  hacer  a  través del botón de pagos en   www.dinersclub.com.ec; llamando al ‘call center’   298 1400;  enviando  un mensaje de texto al 6466 con la palabra  Haití o mediante depósitos en la cuenta de ahorros de Unicef número 4705390400 de Banco Pichincha.
Defensa Civil. Para comunicarse   puede
 llamar al   254   9119,  255  8064, 252  8232, en Quito.
Conferencia Episcopal
Ecuatoriana  tiene  los 
números   222  3139 hasta el 3114. Las oficinas están en la avenida América y La Gasca (norte de Quito). La página www.iglesiaecuador.org.ec tiene más datos.

El  jueves salió  temprano desde su casa (Oriente y Benalcázar, en el Centro).  Con su   nieto, Michael Camacho, de 11 años, llegó  a la DC a las 08:00 y comenzó con el trabajo. Las gafas negras nunca se sacó. Levantó las botellas más pequeñas con agua y acumuló en un solo lugar. Igual hizo con los cartones vacíos.   Allí no estuvo  sola. Más de 20 voluntarios recibieron y clasificaron las entregas.

A su vez, Mercedes Calahorrano dejó de ir a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días para dedicarse   a ayudar.  “Estoy alegre de estar aquí, porque en cualquier momento eso nos puede tocar a nosotros”.

Los voluntarios están en  escuelas, colegios, instituciones públicas, empresas privadas, banca…

En el colegio Paulo Sexto estudia Nicol Araujo. Ella es hija de Henry Araujo, uno de los cascos azules ecuatorianos que vivió el terremoto. La alumna pide  que todo el país  se una por  Haití.
 
Hace 15 días, en este  colegio  recolectaron 100 cajas de atún, 48 enlatados y agua.   Susana Abril, la doctora del colegio, cuenta que los alumnos entregaron dinero y todo  se compró al por mayor.

 El viernes 12, por  el Día del Amor y la Amistad, que se recordará dos días después, habrá otra colecta. La presidenta del Consejo Estudiantil, Andrea García, lidera el trabajo interno. “Nuestra campaña  es  Corazones unidos por Haití y el eslogan:  una mano amiga salva mil vidas”.

En el  Colegio Montúfar  fue  igual. Se   donó  1 020 botellones con agua, 1 875 conservas (atún y   fréjol),  pañales desechables, jabones, pastas dentales... La rectora  Fanny Rodríguez  recordó que los chicos llevaron los   productos.

La multinacional Coca-Cola puso a disposición una cuenta de ahorros en la que  José Paredes depositó USD 5.  “Cualquier cosa es buena para nuestros hermanos en desgracia”, dijo este quiteño que el jueves buscaba cómo ser voluntario de la Defensa Civil.           

En un comunicado, Carlos Ibáñez, de RR.PP. del Banco Bolivariano, indicó  que,  en coordinación de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE)  y   Bankard,   presentaron la campaña Juntos por Haití.  Por  cada dólar donado, Bankard contribuirá con igual  cantidad  a   la     CEE.  Supermaxi, en cambio, aportó USD 110  000.
  
La Iglesia Católica emprendió  la   tarea en las provincias.  En   Loja     recolectó USD  60  000.  El  obispo   Julio Parrilla  dijo que el miércoles estará en Quito con representantes provinciales   para informar cuánto sumaron   en todo el país. 

En la Cruz Roja  no  se ha parado el trabajo. La coordinación nacional de Donación voluntaria de sangre, María Gloria Kraljevic, indicó  que la intensidad bajó, pero aún recolectan sangre para Haití. Ya se enviaron     150 pintas del tipo O negativo.   La funcionaria señaló que   hubo mucha acogida de la gente.   Con esa  convicción, doña María Luisa contó    que estará hasta el último  como   voluntaria...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)